La doble moral de una dirigencia oportunista

360

Se rasgan las vestiduras cuando saben perfectamente que se debe tramitar una reforma constitucional para que dicho aumento no se siga presentando, pero no lo hacen, ni la aprueba. 

Nuevamente se abre en el país el debate por el alza de los salarios de los congresistas. Esta vez con la hipocresía que los caracteriza, volvieron a poner el debate sobre la mesa, cuando trata de distorsionar la verdad y transmitir un mensaje diferente a lo que es la realidad.

Primero que todo, el Gobierno le aumenta el sueldo a los Congresistas de acuerdo a lo reglado por la Constitución. No es un capricho del Ejecutivo. Es lo que la ley ordena. No hacerlo, es ir en contra de lo dispuesto en la Constitución. ¿Qué se debe hacer para que a los Honorables Padres de la Patria no le aumenten el sueldo? Pues expedir un acto legislativo reformatorio de la Carta Fundamental donde se prohíba expresamente ese aumento, pero además, y a manera de propuesta, que se disponga que no ganarán sueldos, ni emolumento alguno, o por citar un ejemplo, solo devengarán dos salarios mínimos. Pero los hipócritas de siempre toman como caballito de batalla un problema que está lejos de hallársele la solución

POLÉMICA 

Mientras tanto, continúa polémica por aumento del  salario de los congresistas del país en un 5.12%, lo que equivale a un pago mensual de 34.400.000 de pesos.

Una de las principales críticas al aumento del salario se ha enfocado en que mientras desde el Gobierno Nacional se ha planteado que el incremento del salario mínimo sea del 2%, a los parlamentarios se les subió un 5.12%.

El expresidente  y hasta hace poco senador del Centro Democrático, Álvaro Uribe, fue uno de los que salió a rechazar la medida proponiendo un referendo que no solo permita bajarles los sueldos a los senadores y representantes sino que reduzca el número de parlamentarios.

Por su parte, el exnegociador de Paz Humberto de la Calle indicó que pueden acudir a todo tipo de tecnicismos para justificar el aumento, pero es inaceptable reajustar un 5% el ingreso de congresistas y solo el 2% el salario mínimo. “Congreso debe renunciar al reajuste”, señaló.

El senador de la Colombia Humana, Gustavo Petro, en el mismo sentido que De la Calle aseguró que se debería subir el mismo porcentaje al salario mínimo.

 “Tenemos el deber de bajar el salario de los congresistas. La brecha desproporcionada e irreal con el colombiano de a pie, que trabaja duro, no puede mantenerse. Injusto el aumento de un 2,5% al salario mínimo frente al aumento de casi 6,0% para el salario de los congresistas”, señaló Angélica Lozano.

Por su parte, el representante a la Cámara David Racero indicó que no hay ningún tipo de justificación que no sea de politiquería para tener que seguir aumentando el salario de congresistas de manera desproporcionada respecto al trabajador promedio.” Y aún hoy en plena crisis. Para seguir indignando y caer más bajo, nunca defraudan”, añadió.

El también senador Gustavo Bolívar dijo que mientras los colombianos celebraban la Navidad a los congresistas, incluyéndose, les subieron el equivalente a 1.700.000, mientras a los trabajadores les subirán 20 mil pesos. “Duque amplía la asquerosa brecha de desigualdad porque necesita aceitar su maquinaria. Pago por sesión soluciona esta injusticia”, manifestó.

 “El descaro es total. El Congreso cerrado todo el año y dedicados a tertulias por zoom y no solo sigue cobrando el mismo sueldo, sino que ahora les aumentan por encima de lo que pretenden subir a los trabajadores de salario mínimo. Deben renunciar todos a ese absurdo aumento”, señaló el exministro del Interior, Juan Fernando Cristo.

RECHAZAN AUMENTO 

Luego de las múltiples críticas que han surgido en el país por el aumento del 5.12% del salario a los congresistas, equivalente a $34.400.000 mensuales, el líder natural del Centro Democrático, Álvaro Uribe, anunció que los parlamentarios de su partido rechazarán dicho incremento.

 “Los 51 congresistas del Centro Democrático no recibirán el aumento de remuneración. Entre todos tomarán la decisión de rechazarlo o de destinarlo a una tarea social. El partido insistirá en la disminución del número de congresistas y del salario”, indicó el expresidente.

Uribe aprovechó la oportunidad para ratificar que considera importante hacer un referendo que, no solo reduzca el salario de los parlamentarios sino que modifique la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) para que no estén en el Congreso miembros de las Farc y para que las Fuerzas Armadas no sean juzgadas por esta jurisdicción.

El aumento del salario de los congresistas ha traído nuevamente al debate público la necesidad de bajarles los sueldos a los senadores y representantes, debido a que se considera que su remuneración no es proporcional al trabajo y profundiza la brecha de la desigualdad en el país.

Sin embargo, a las habituales críticas se le sumó el hecho de que desde el Gobierno se haya propuesto el 2% de aumento del salario mínimo, mientras a los congresistas se les incrementó el 5.12%  en medio de la pandemia por el Covid-19./Colprensa 

También podría gustarte