2.411 nacimientos durante el tercer trimestre del año en Santa Marta

307

Esta registra una disminución del 1,4 por ciento con respecto al número de nacimientos registrados durante el mismo periodo de tiempo del 2019, en donde fueron un total de 2 mil 446 nacidos vivos. 

Según el último informe emitido por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, para el tercer trimestre preliminar comprendido entre julio y septiembre del 2020, en la ciudad de Santa Marta se registró un total de 2 mil 411 nacimientos, cifra que se obtuvo a partir de la consolidación y validación de los Certificados de Nacido Vivo, diligenciados en medio físico o digital, por médicos, personal de salud autorizado y funcionarios de Registro Civil.

Esta cifra registra una disminución del 1,4 por ciento con respecto al número de nacimientos registrados durante el mismo periodo de tiempo del 2019, en donde fueron un total de 2 mil 446 nacidos vivos.

Asimismo, de acuerdo con el informe entregado por el Dane, del total de nacidos para el tercer trimestre preliminar del 2020, 1.205 de ellos fueron hombres y 1.206 mujeres, es decir, que la cifra que se reportó de nacimientos fue similar para ambos sexos en Santa Marta.

Para el periodo del análisis, según el peso, la mayoría de nacimientos que se registraron en el Distrito entre aquellos cuyo peso varió entre 3 mil 000 – 3 mil 499 gramos, con un total de 1.020 nacidos, seguidos muy de cerca por aquellos que pesaron al nacer entre 2.500 y 2.999 gramos. Con menos de dos mil gramos se notificaron 84 nacimientos.

Por otro lado, la cifra que mayor preocupación causa es aquella en la que se indican los nacimientos por nivel educativo de la madre, en donde se refleja que del total de 2 mil 411 nacimientos reportados para el semestre preliminar, en 879 de ellos la madre solo alcanzó el nivel de escolarización hasta la básica secundaria, es decir, hasta noveno grado. Mientras que 681 sí alcanzó la media académica.

Asimismo, en Santa Marta 266 madres que tuvieron un hijo para el periodo de estudio son profesionales; 15 cuentan con una especialización, 7 con una maestría; una con un doctorado y 4 no reportan ningún tipo de estudios.

LAS MADRES ADOLESCENTES 

Por otro lado, iniciar la maternidad a temprana edad implica un conjunto de cambios físicos y psicológicos para los cuales las adolescentes, ni fisiológicamente, ni mentalmente están preparadas para asumir. Según el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, el embarazo en adolescente genera afectaciones negativas tanto en la salud, como en la situación socioeconómica de la gestante y sus hijos.

Llama la atención que, pese a las campañas adelantadas por las diferentes autoridades de este territorio, para contrarrestar los embarazos a temprana edad, aún clasifica un número significativo de casos relacionados con el tema en la ciudad de Santa Marta.

Según las más recientes estadísticas entregadas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, Dane, durante el tercer trimestre del año 72 niñas entre los 10 y 14 años se convirtieron en madres, de estas 12 se localizaron en la ciudad de Santa Marta; cinco en la Zona Bananera y otras nueve en Ciénaga.

Cabe mencionar que, en Santa Marta 451 mujeres entre los 15 y 19 años de edad tuvieron hijos para el periodo de estudio del informe; en el Magdalena, la cifra asciende a 1.467 madres.

LA SITUACIÓN NACIONAL 

Para el tercer trimestre de 2020 del total de nacimientos ocurridos y reportados, el 51,2 por ciento fueron hombres y el 48,8% fueron mujeres. Por grupos de edad de la madre, la mayor proporción de nacimientos proviene de madres entre los 20 y los 29 años, con 86.614 casos, equivalentes al 54,0 por ciento.

En cuanto al peso del nacido vivo en el tercer trimestre de 2020, el 42,6% presentó un peso al nacer entre 3.000 y 3.499 gramos. Los nacimientos de menos de 1.000 gramos representaron un 0,4% de los casos. La distribución según peso al nacer en el 2020 es similar a la presentada en el tercer trimestre de 2019.

LA PANDEMIA QUE NO HAN PODIDO COMBATIR 

Esta es una situación que por año ha aquejado al departamento del Magdalena y principalmente a su capital, Santa Marta, pues el informe de calidad de vida reveló que la ciudad pasó de 1.920 casos de embarazos adolescentes registrados en 2018, a 1.996 en 2019, es decir, tuvo un aumento es de alrededor del 3 por ciento.

“Parte de lo que queremos señalar en materia de Salud Pública, es que ha habido un aumento asociado a los casos de embarazos adolescentes. Si bien el porcentaje como participación del total disminuyó, los casos de embarazo adolescentes aumentaron en la ciudad y han ido aumentando desde el 2017”, precisó Lucas Gutiérrez, director del programa ‘Santa Marta Cómo Vamos’.

De igual manera, el análisis basado en indicadores construidos a partir de fuentes de información nacionales y distritales, indicó que actualmente Santa Marta, dentro de las 21 ciudades principales del país, es la segunda con mayor incidencia de embarazos adolescentes con un porcentaje del 21 por ciento.

 “Esto tiene unas implicaciones importantes en el sentido en que los embarazos adolescentes son factores de riesgo para generar trampas de pobreza. Si una adolescente queda embarazada difícilmente puede ingresar a la educación superior; el papá tiene que trabajar para responder y el niño va a nacer con ciertas condiciones y características, aquí se genera todo un círculo vicioso a partir de una condición, el embarazo adolescente”, precisó Gutiérrez.

El experto señaló que, el embarazo adolescente es uno de los mayores temas en los que el gobierno local tiene que focalizarse, principalmente por la alta incidencia que tiene el fenómeno si se compara con otras ciudades del país.

Es válido precisar que, Santa Marta solo es superada por Riohacha que registra el 23% y se coloca por encima de Montería que notifica un 20 por ciento de embarazos adolescentes.

También podría gustarte