Cayó el clan familiar de ‘Pichi’ cabecilla de ‘los Colosos’

1.029

Dicha estructura delincuencial, habría conformado una red de casi 100 personas dedicada al almacenamiento y distribución de estupefacientes, entre otros.

La persecución de un clan familiar señalado de iniciar su actuar ilícito en el norte de Bucaramanga, y extender sus actividades de narcomenudeo a otros municipios de Santander, Norte de Santander, Cesar y Magdalena Medio, fue priorizada en febrero pasado por la Fiscalía General dado que afectaba la seguridad ciudadana y ponía en riesgo la integridad de niños y adolescentes.

‘Los Colosos’, como es conocida dicha estructura delincuencial, habría conformado una red de casi 100 personas dedicada al almacenamiento y distribución de estupefacientes, homicidios selectivos, desaparición forzada y la intimidación constante a la población.

La persecución investigativa contra dicha estructura permitió la recolección de pruebas tras la interceptación de 167 líneas telefónicas, en las que identificaron a cada uno de los eslabones de la cadena ilegal.

En 21 diligencias de registro y allanamiento realizadas en Bucaramanga, en su área metropolitana, en Medellín e Itagüí (Antioquia) fueron capturados 15 presuntos integrantes de esta organización. A tres más se les notificó la vinculación al proceso en los centros carcelarios donde permanecen privados de la libertad.

Entre los detenidos están el máximo cabecilla, alias ‘Pichi’ o ‘La Araña’, y dos de sus principales aliados. De igual manera, cayeron ‘Pepe’, quien sería el encargado de contratar abogados y solucionar los problemas judiciales de ‘Los Colosos’, y otras personas que harían parte del ala sicarial.

En los procedimientos se incautaron 13 celulares, cinco armas de fuego, tres armas de fogueo, 65 cartuchos de diferentes calibres, dos cuadernos con cuentas y $2’435.000 en efectivo.

JUDICIALIZACIÓN

Las investigaciones dan cuenta de que la droga era comprada en Cauca. Y en Bucaramanga, Girón, Lebrija, Piedecuesta, Floridablanca, Rionegro, Sabana de Torres y El Playón (Santander), esta red, al parecer, coordinaba 30 puntos distintos de distribución de cocaína, marihuana y bazuco.

La comercialización se hacía en inmuebles y a través de expendedores que cumplían turnos de casi 18 horas y obtenían rentas de hasta 50 millones de pesos diariamente. Esos ingresos ilícitos, al año, superaban los 15 mil millones de pesos.

Por estos hechos, un fiscal de la Unidad de Estructura de Apoyo de la Seccional Santander, en coordinación con un fiscal de la Delegada para la Seguridad Ciudadana, imputará a los capturados los delitos de concierto para delinquir, desaparición forzada, fabricación, tráfico y porte de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas, dos homicidios y un homicidio en grado de tentativa, y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Óscar Camargo Ríos, alias ‘Pichi’, comenzó su actuar delincuencial en 2006, con la venta de estupefacientes en el barrio San Rafael y el norte de Bucaramanga. En ese entonces su estructura era conocida como ‘Los Pichi’ o ‘Los de San Rafa’.

En pocos años habría llevado el negocio criminal al Magdalena Medio y tenía a su servicio un grupo armado. Es así que se radicó en Barranquilla y, posteriormente, viajó a Venezuela para evadir a las autoridades.

En octubre de 2015, fue capturado en Floridablanca (Santander), sin embargo, 56 días después se fugó durante una cita médica en un centro asistencial. En 2018 la Policía Nacional lo recapturó.

Alias ‘Pichi’ cumplía condena de 90 meses de prisión por concierto para delinquir. Recibió casa por cárcel y debía permanecer privado de la libertad en un inmueble en Medellín, pero fue capturado en Itagüí (Antioquia), en una evasión del beneficio.

En su contra hay pruebas suficientes que lo responsabilizarían como cabecilla de ‘Los Colosos’. /Colprensa.

También podría gustarte