#ENVIDEO: Asesinó a su exmujer y luego intentó suicidarse en Santa Marta

La víctima se encontraba arreglando las uñas cuando el hombre segado por los celos la atacó en tres oportunidad con un arma de fuego. En el mismo hecho hirió a la manicurista y luego ingresó al baño del inmueble para acabar con su vida, pero quedó mal herido.  

Los hechos violentos siguen cobrando vidas. Un nuevo homicidio vuelve a sacudir a la capital del departamento del Magdalena un día antes de despedir el año viejo. La muerte volvió a tocar la puerta de una familia  y un nuevo feminicidio se suma a la terrible lista que registra 14 mujeres víctimas durante el saliente 2020. Siete de estos feminicidios se presentaron en la ciudad ‘dos veces santa’, en donde, al parecer, importa poco la vida de la mujer en los hogares samarios.

ASÍ OCURRIÓ EL CRIMEN 

El lamentable y repudiable feminicidio se registró cuando los fuertes vientos estremecían los árboles y el brillante sol calentaba la tarde del último miércoles del 2020 en Santa Marta, y la víctima de este caso, identificada como Arelis Núñez Sarah, decidió contactar a su vecina, reportada como Mónica Patricia Díaz Vizcaíno, para que le arreglara las uñas de las manos y pies para despedir este angustioso año que por fin termina esta noche.

Cuando la tarde parecía transcurrir de la mejor manera, los cuentos y las risas entre las vecinas iban y venían, apareció el presunto agresor de la nada, segado por los celos y la rabia. Esta persona, reportada por las autoridades como Eliecer Oreja Arena Ramírez, derribó la puerta de ingreso a la vivienda donde residía la hoy víctima y después de cruzar un par de palabras con la mujer, desenfundó un arma de fuego indiscriminadamente hasta ocasionarle la muerte casi que se forma instantánea.

Información compilada por la Policía Metropolitana de Santa Marta, el hecho de sangre tuvo lugar en la  residencia situada en la carrera 23B con calle 29F- 39 del barrio Ocho de Febrero, en cercanías a la Universidad del Magdalena. En dirección y en el inmueble antes mencionado, el individuo, le disparó en tres oportunidades a la mujer de 45 años, dejándola sin vida en la silla donde reposaba mientras le arreglaban le realizaban el servicio de manicure y pedicure.

AUXILIO A LOS HERIDOS  

Durante el ataque a bala, Arena Ramírez, le propinó un balazo en la cabeza a Mónica Díaz, la manicurista que fue contacta por su vecina, razón por la que tuvo que ser auxiliada por vecinos del sector que se percataron de la acción y de inmediato fue trasladada de emergencia hasta la sala de urgencias de la clínica Cehoca. La afectada permanece bajo estricto cuidado de los galenos en turno que atendieron el caso.

INTENTÓ QUITARSE LA VIDA 

Arrepentido por lo cometido, el hombre celoso ingresó al baño del mismo inmueble e intentó suicidarse propinándose un tiro en la cabeza, sin embargo, no logró lo cometido y quedó malherido sobre el suelo con el arma de fuego en la mano, de donde fue auxiliado por uniformados de la Policía Metropolitana de Santa Marta que una patrulla lo trasladaron hasta la sala de urgencias de la clínica Los Nogales, en donde se debate entre la vida y la muerte. El sujeto que registró una herida de bala en la cabeza, permanece bajo estrictas medidas de seguridad y en calidad de detenido.

Alarmados por las detonaciones que los alertó de la acciónale criminal, residentes del barrio llamaron a la línea de emergencia de la Policía Metropolitana de Santa Marta, al 123, para ponerlos en contexto de lo que había sucedido. Ante el llamado de alerta, uniformados de la Reacción adscritos a la estación Bastidas, de inmediato se dirigieron hasta el lugar para apersonarse del caso y acordonar la escena del crimen.

VECINOS RECHAZARON EL CRIMEN  

Un grupo de vecinos y allegados a la víctima se aglomeraron en la vivienda para conocer las circunstancias en que se presentó el homicidio, al tiempo que hicieron un llamado a las autoridades encargadas de la seguridad en la ciudad, “Repudiamos este hecho, nunca en el barrio se había visto algo así. Dios quiera este hombre se mejore para que luego las autoridades lo presenten ante un juez y sea enviado a la cárcel. No hay derecho de que le quitara la vida de esta forma a una mujer que le faltaba mucho por vivir. Queremos que se haga justicia y este feminicidio no quede impune”, manifestaron residentes del barrio Ocho de Febrero.

NO VIVÍAN JUNTOS  

Las averiguaciones adelantadas de manera preliminar señalan que al parecer, Núñez Sarah dedicada a los oficios varios no quería vivir más con Eliécer Orejarena debido a los maltratos, información que está siendo verificada por investigadores judiciales.

INSPECCIÓN JUDICIAL  

Finalmente, al lugar llegó personal del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Fiscalía, que se encargaron de los actos urgentes e inspección a cadáver, el cual fue trasladado a la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta capital, donde le realizarán la necropsia de rigor en la mañana de hoy.

También podría gustarte