Santa Marta termina el año con el 46% de camas UCI ocupadas

553

De manera paulatina los casos de Covid-19 continúan aumentando desde el pasado mes de octubre en la ciudad de Santa Marta, situación que mantiene alerta a las autoridades, sobre todo, en esta época del año en donde la indisciplina social y las aglomeraciones han sido permanentes en sectores como la Avenida Campo Serrano y el corredor comercial de San Andresito. 

En este sentido, según el reporte diario que brinda la Secretaría de Salud Distrital por medio de la Sala SARS del Plan de Contingencia Covid-19, se observó que la ciudad de Santa Marta durante el mes de diciembre alcanzó un promedio de 110 casos diagnosticados por día.

Sin embargo, pese a esta situación de aumentos de casos, la ocupación general en camas de Cuidados Intensivos se mantiene hasta ayer en un 46,4 por ciento, es decir, que de las 220 camas que tiene dispuestas el Distrito en los diferentes centros de salud de la ciudad para atender los pacientes de gravedad, aproximadamente 102 se encuentran ocupadas.

No obstante, solo el 19 por ciento la ocupan pacientes sospechosos o confirmados de Covid-19; es decir, que cerca de 42 camas están ocupadas por afectados y posibles infectados con el virus originario de Wuhan, China; mientras que, un 27 por ciento, son pacientes que presentan patologías generales.

Del total según datos entregados por la Secretaría de Salud del Distrito de Santa Marta un 88 por ciento de los pacientes en Cuidados Intensivos son residentes del Distrito de Santa Marta y un 12 por ciento son de otros municipios.

Es válido precisar que, en lo corrido del mes de diciembre se confirmaron por el Ministerio de Salud y Protección Social un total de 3 mil 321 casos, esto evidencia un aumento de 1.010 casos frente a los diagnosticados en el mes de noviembre en donde la cifra fue de 2.311 casos.

Con respecto a los fallecidos, la ciudad de Santa Marta desde el inicio de la pandemia el pasado mes de marzo a corte del 30 de diciembre, sumó un total de 554 fallecidos, de los cuales, 42 ocurrieron en este último mes, lo que deja entrever que de manera diaria se está registrando en el Distrito un fallecimiento por Covid-19.

ACATAR EL USO DE LOS EPP 

De acuerdo al análisis del jefe de la cartera de Salud en el Distrito, Henrique Toscano,  el aumento de los casos se debe a la apertura de los diferentes sectores de la economía, los puentes festivos, y el incumplimiento de los ciudadanos de los protocolos de bioseguridad y uso de los EPP, como también a la indisciplina social en los sitios públicos con grandes aglomeraciones, fiestas y parrandas sociales con alto consumo de licor, algunos restaurantes y bares que cambiaron a restaurante, con ventas indiscriminadas de licores como también de servicio de baile de la clientela.

 “Seguimos invitando a la ciudadanía a que sigan cumpliendo con estos parámetros, como a los propietarios de negocios a cumplir con las normas como la venta de licores solo como acompañamiento de los alimentos y exigir a sus clientes el uso de EPP, porque el COVID-19 sigue presente; en la medida que observemos que se siga incrementando la curva, va  a tocar tomar medidas para precisamente evitar que se den unos picos que nos generen un colapso de la red hospitalaria de la ciudad”, puntualizó Toscano Salas.

Ante este escenario de segunda ola de contagios de SARS- CoV-2, se le pide a la comunidad extremar las medidas de autocuidado como lavado y desinfección constante de manos, uso de los elementos de protección personal, mantener la distancia física, así como evitar reuniones con grupos mayores a 10 personas, además de mantener especial cuidado con los adultos mayores y personas con comorbilidades o patologías de base.

RESPETAR AL PERSONAL DE SALUD 

Bajo este contexto, Román de la Rosa, Agente Especial Interventor de la ESE Alejandro Próspero Reverend, también pidió a la ciudadanía samaria extremar los cuidados, el uso de los elementos de bioseguridad y acatar las medidas de prevención emitidas por las autoridades para evitar el contagio del Covid-19. Asimismo, pidió que se respete al personal que se mantiene en la primera línea de atención del Covid-19.

 “Esto se está complicando cada día más, a nivel mundial los medicamentos se están agotando, todo se está encareciendo, es un llamado de parte de la Supersalud, de parte de la ESE Distrital a que nos quedemos en nuestras casas, compartamos con nuestros familiares, evitemos al máximo estar dando abrazos, besos y por último respetemos a nuestros médicos y paramédicos, porque ellos no tienen la culpa de la indisciplina de las personas, ellos están en las clínicas esperando a que llegue cualquier paciente de manera humanizada”, sostuvo De la Rosa.

Asimismo, manifestó que, “tengamos cuidado con el manejo que le estamos dando a nuestros médicos y enfermeras, ellos son los héroes que están exponiendo su vida para seguir poniéndole el pecho a esta pandemia, hay que quererlos y cuidarlos, ellos son nuestros amigos, no los veamos como enemigos”.

CENTRO DE SALUD 

De la Rosa aseguró además que, para esta festividad de fin y comienzo de año, los centros de salud adscritos a la ESE Alejandro Próspero Reverend se encuentran listos y capacitados para atender cualquier situación de emergencia que se pueda presentar. “Estamos en alerta máxima con todo el personal de la ESE Alejandro Próspero”.

Cabe mencionar que, actualmente la ESE Distrital cuenta con 30 sedes, una de ellas de mediana complejidad ubicada en el barrio Pescaíto, es decir, la clínica La Castellana, la cual presta servicios de primer y segundo nivel, asimismo, cuenta con 10 centros de salud, 3 en el área rural y 18 puestos de salud, 11 de los cuales se ubican en el área urbana de Santa Marta.

FORTALECIMIENTO DE LA RED HOSPITALARIA 

Por otro lado, la alcaldesa Virna Johnson Salcedo le cumplió a los samarios con el fortalecimiento de la red hospitalaria de la ciudad para la atención de la pandemia del Covid-19. Hoy aquí se cuenta con 220 camas UCI y 129 de cuidados intermedios, es decir, tres veces más de la capacidad que tenía la ciudad hace 9 meses cuando inició la pandemia.

“Estamos comprometidos con la salud y la vida de los samarios. Con una inversión de 2 mil 938 millones de pesos adquirimos equipos para continuar fortaleciendo la red hospitalaria en el Distrito. Compramos 20 ventiladores mecánicos, 48 bombas de infusión y 30 monitores, para seguir haciéndole frente a la pandemia del Covid-19. También hemos dotado a la zona rural, en Guachaca, Calabazo y Minca. Entregamos 120 implementos de salud representados en camillas, glucómetros, oxímetros, botiquines, donados por la organización Malteser International”, señaló la alcaldesa Virna Johnson.

A lo anterior, se sumaron las donaciones del gobierno nacional representadas en: 20 ventiladores mecánicos, 48 bombas de infusión y 30 monitores, así como 92 ventiladores, 80 monitores y 80 bombas de infusión donadas por el Ministerio de Salud, equipos que han sido entregados en comodato a las clínicas: La Mujer, La Milagrosa, Avidanti, Mar Caribe, Benedicto XVI, Cehoca y en el Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche.

También podría gustarte