Pandemia arranca el 2021 con cifra récord de casi 14.000 muertes al día

145

Los casos de COVID-19 rozan los 82 millones, 693.000 de ellos registrados en la última jornada, un ascenso con respecto a días anteriores pero que aún no alcanza la cifra récord del pasado 20 de diciembre (841.000 contagios en un día). 

Estados Unidos continúa siendo el país con mayor número de fallecidos (335.000), seguido de Brasil (193.000).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) notificó este primero 13.997 muertes en las últimas 24 horas, la mayor cifra en un año de pandemia de covid-19, por lo que el total de fallecimientos desde el comienzo de la crisis sanitaria asciende a 1,8 millones.

Los casos de COVID-19 rozan los 82 millones, 693.000 de ellos registrados en la última jornada, un ascenso con respecto a días anteriores pero que aún no alcanza la cifra récord del pasado 20 de diciembre (841.000 contagios en un día).

América, que notificó 6.300 muertes en el último día de 2020, suma 858.000 decesos, mientras que Europa registró 5.900 fallecimientos y suma 582.000 desde el inicio de la pandemia.

Estados Unidos continúa siendo el país con mayor número de fallecidos (335.000), seguido de Brasil (193.000), India (148.000) y México (124.000).

Les siguen cuatro países europeos: Italia (74.000 muertes), Reino Unido (73.000), Francia (64.000) y Rusia (57.000).

Los pacientes recuperados en el planeta ascienden a 59 millones, mientras que de los 22 millones de casos activos un 0,5 por ciento (106.000) se encuentran en estado grave o crítico.

20 MILLONES DE CONTAGIOS EN EE.UU. 

Estados Unidos comenzó el viernes el Año Nuevo superando el triste umbral de los 20 millones de casos de covid-19, horas después de que las celebraciones mundiales para dar la bienvenida a 2021 quedaran ampliamente silenciadas por el coronavirus.

La primera economía del mundo ha fracasado en sus esfuerzos por controlar el virus, que sigue expandiéndose rápidamente por el país y ya ha causado más de 346.000 muertes, el mayor balance nacional de fallecimientos con diferencia.

Las esperanzas mundiales de que las vacunas contra el covid-19 traigan un rápido final para la pandemia en 2021 se han visto sacudidas por el lento comienzo del programa de inmunización en Estados Unidos, afectado por problemas logísticos y hospitales sobrecargados.

Casi 2,8 millones de estadounidenses han recibido ya sus primeras dosis, pero la cantidad está muy por debajo de las 20 millones de inoculaciones que la administración del presidente saliente, Donald Trump, había prometido para antes del final de 2020.

La carrera desesperada por vacunarse debe dominar el año que arranca, mientras el coronavirus deja ya al menos 1,8 millones de fallecidos desde su aparición en China en diciembre de 2019, según el recuento realizado por la AFP con base en cifras oficiales.

La firma alemana BioNTech comunicó el viernes que trabajaba intensamente para aumentar la producción de su vacuna y cubrir así la escasez causada por la falta de otros inmunizantes aprobados en Europa.

Países como Reino Unido, Canadá y Estados Unidos dieron primero la luz verde para la vacuna de Pfizer-BioNTech y desde entonces también han autorizado los inmunizantes de la compañía estadounidense Moderna o de la alianza británica entre la Universidad de Oxford y AstraZeneca.

“La situación actual no es fácil, hay un agujero debido a la ausencia de otras vacunas aprobadas y tenemos que llenar este espacio”, afirmó el cofundador de BioNTech, Ugur Sahin, al semanario Der Spiegel. /AFP

También podría gustarte