2021

182

El presidente Duque tiene año y medio para consolidar su legado. Aunque parezca raro decirlo, este año de la pandemia lo ha ayudado.

En primer lugar, como lo he dicho tantas veces, logró superar la invisibilidad a la cual lo habían condenado. Pasó a ser, como le correspondía, la figura central. Y ya esa estrategia perdió vigencia.

Paralela a esta campaña habían resuelto que no había presidente y que esto explicaba que proliferaran tempranamente las candidaturas al más alto cargo. A finales de 2019, llegué a contar 24.

Hoy, ya no hay memoria de eso y afirman que ahora la campaña presidencial está comenzando. Los que se ocupan del tema contabilizan más de 50 candidatos, lo cual no es signo de una buena situación de los partidos y movimientos. Simple, ninguno cree que lograría llegar solo. Las coaliciones son la estrategia preferida. Las declaratorias de emergencia le proporcionaron al Presidente facultades y recursos que le permitieron llegar a todos los estratos sociales y económicos.

En el ámbito internacional tiene la presidencia la coordinación de varios grupos subregionales: Comunidad Andina, Prosur, Alianza del Pacífico. Y para el otoño de este año se anuncia la convocatoria de la cumbre de las américas que es una gran oportunidad para el presidente Biden en su relación con este hemisferio. Es la oportunidad de contribuir a la construcción de una agenda concreta, viable y relevante para un momento tan difícil.

También, está el documento que propone una nueva política de drogas, el cual requiere una respuesta del país que más ha sufrido y que más representa en este tema tan complejo. Es un asunto interméstico o sea internacional y doméstico, que es clave en nuestra vida interna y en nuestras relaciones internacionales y, aún más, en nuestras relaciones con Venezuela y en la implementación del acuerdo de paz que, como se reconoce, no fue afortunado en este capítulo.

La reactivación de la economía, los esfuerzos para generar empleo para jóvenes y mujeres y salvar a miles de micro, pequeñas y medianas empresas es otro programa que cuenta ya con fundamentos legales y financieros para hacerlo operativo. Además, se anuncian las recomendaciones de la misión de empleo y de la misión fiscal. El Presidente, según la última encuesta de Guarumo, cuenta con una favorabilidad superior al 50%, que envidiarían sus colegas en otras partes del mundo.

Como lo he comentado, el presidente Duque pasó de ser ‘inexistente’ a ‘dictador’, según algunos. Veremos qué inventarán para este final del período presidencial.

En el tema urgente del cambio climático ya se han promovido pactos y acciones que exhiben el compromiso de Colombia y se han anunciado otros de gran significación.

El endiablado y urgente asunto de Venezuela que ya, por fin, se reconoce que es global y que por lo tanto requiere la colaboración constructiva de Rusia, China, Irán, Cuba, entre otros y la buena disposición de la Unión Europea. Al parecer, la administración Biden promoverá una estrategia diferente y se entiende que será un asunto prioritario y Colombia es un actor importantísimo. Como se ve, se trata de una agenda de grandes dimensiones. Nada fácil. Pero las condiciones están dadas.

Un año electoral en varios países de América Latina: Ecuador, Perú, Chile.

Sin duda, un año desafiante y muy difícil

*ExMinistro de Estado 

También podría gustarte