Piden seguridad para Gustavo Moreno, testigo clave en cartel de toga

Luego de que el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno fue recluido en la cárcel Modelo de Bogotá, el pasado 31 de diciembre, y anunciara que temía por un atentado en su contra, el procurador Fernando Carrillo aseguró que se le debe brindar seguridad.

“Hay que darle garantías al exfiscal Luis Gustavo Moreno para declarar, sobretodo si va a destapar a los responsables del Cartel de la Toga. La Procuraduría está lista a recibir su declaración el mismo lunes si va a colaborar con la justicia. Ojalá cumpla”, reposa en el trino del jefe del Ministerio Público.

Moreno, en diálogo con El Tiempo aseguró que no está en sus planes atentar contra su vida, sin embargo, dejó claro que podría ser víctima de un ataque, de ahí que, a través de una acción de tutela, solicitara que su reclusión se registrara en el Centro de Estudios Superiores de la Policía Nacional (CESPO) y no en un centro de reclusión que está a cargo del INPEC.

No obstante, el exfiscal quien regresó de Estados Unidos en el último mes de 2020, fue recluido en el centro penitenciario para que purgue una pena de cuatro años, por el entramado de corrupción que se suscitó en el interior de la justicia colombiana cuando abogados y exmagistrados cobraron coimas a exsenadores a cambio de no abrir investigaciones en su contra u ordenar capturas.

Moreno quien se ha convertido en el testigo estrella de la Fiscalía para desenmarañar los actos de corrupción en la Corte Suprema de Justicia, aseguró que se encuentra en riesgo al no tener garantías en el centro de reclusión a donde fue enviado el pasado 30 de diciembre.

El Juzgado Tercero de Ejecución de Penas le ordenó al Inpec que Moreno fuese recluido en el Pabellón 3 con todas las medidas de seguridad, no obstante, Moreno aseguró que: “Le pido al país que abra los ojos. Bustos, en Canadá; Ricaurte, en su casa; el doctor Camilo, en su casa; Asthon, en libertad; y el testigo, en riesgo de que le apaguen la vida”.

A quien se refiere Moreno, son las personas que este momento son procesadas por los mismos hechos. El exmagistrado Leonidas Bustos salió del país desde 2019, se sabe que está en Canadá con su esposa, el exmagistrado Francisco Ricaurte fue judicializado durante los últimos años, y por vencimiento de términos fue dejado en libertad.

El expresidente de la Corte Suprema, Camilo Tarquino, fue acusado durante 2020 y se encuentra enfrentando su juicio en libertad. Por su parte, el exsenador Álvaro Ashton, quien fue uno de los que pagó a cambio de evitar investigación judicial por parapolítica, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) lo dejó en libertad.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte