Se ´disparan´ en un 100% los suicidios en el Distrito

649

POR  
KATIA VÁSQUEZ  

Las alarmas están encendidas. El suicidio creció exponencialmente en la ciudad de Santa Marta. En el año que acaba de terminar las autoeliminaciones crecieron en más de un 100%. En el año 2019 se presentaron 9 casos, mientras que en el 2020, 19 personas tomaron la fatal determinación de acabar con sus vidas.

El suicidio se ha convertido en un tema debatible desde el punto de vista científico y social, puesto que las familias no logran esclarecer a ciencia cierta cuáles habrían sido las causas que llevan a un niño, joven o adulto a tomar la fatal determinación, a sabiendas que podría gozar -de aparentemente una vida sana acompañada de amigos y rodeada de actividades que bien podían ayudar a su crecimiento personal, sin duda, es una situación que llama la atención de las autoridades y de la misma de comunidad, en los casos ocurridos en Santa Marta, como en los demás municipios del Magdalena, no hay una respuesta lógica para entender el motivo que lleva a una persona al suicidio.

De acuerdo con el más reciente boletín mensual del mes de noviembre del año inmediatamente anterior, emitido por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, a 19 ascienden los casos de suicidio en la ciudad de Santa Marta, cifra que representa un aumento frente al mismo periodo del 2019, en donde fueron notificados 9 casos.

La estadística revela que en el periodo de estudio del informe comprendido entre enero y noviembre del 2020, quienes más se suicidaron fueron los adultos entre los 29 y 59 años, seguidos muy de cerca de los jóvenes en edades entre los 18 y 28 años.

De acuerdo con lo informado por la psicóloga egresada de la Universidad del Magdalena, María Matilde Jiménez Vásquez, existen varios factores que pueden desencadenar un suicidio, “están los determinantes en salud, como son el medio familiar, la situación económica, la educación también factores hereditarios, esquemas emocionales frágiles, presión social y consumo de sustancia psicoactiva SPA”.

Otras de las causas relacionadas con intentos de suicidio en Santa Marta, son abuso del alcohol, antecedentes de trastornos psiquiátricos, problemas laborales, muerte de un familiar o amigo y problemas escolares o educativos.

En este sentido, la psicóloga expuso que, ante estas situaciones, “habría que mirar el esquema de las personas, analizar la capacidad de afrontamiento, hay gente que no es capaz de afrontar la pérdida de un noviazgo, o que lo hayan sacado del empleo, que tenga deudas, entonces una de las opciones que tienen como para salir de todo es quitándose la vida con las autolesiones”.

El mecanismo asociado al evento de suicidio en lo corrido del año 2020 en la ciudad de Santa Marta es la intoxicación, seguido de arma corto punzante y el ahorcamiento.

ALGUNOS CASOS DE SUICIDIOS  

Agobiado por problemas pasionales con su expareja y en medio de los efectos del alcohol, Jaime Saltarín Muñoz de 44 años de edad tomó la fatal decisión de ponerle fin a su vida la tarde del 3 de octubre, propinándose un disparo en la sien, cuando departía con unos amigos en un establecimiento público del sector de El Pando, sur de esta capital.

Para el día 31 de octubre del 2020, Manuel Julián Bolaño Ruiz, conocido cariñosamente como ‘Mañe’, de 84 años de edad, fue encontrado por sus familiares colgado en el hecho del patio de su vivienda ubicada en el barrio Los Almendros. Según sus familiares, el hallazgo se presentó alrededor de las 9:50 de la mañana cuando al dirigirse al patio de la vivienda, lo encontraron colgado de una cuerda que ató a una viga fijada en el techo del patio sin signos vitales.  Este no tenía ningún tipo de problema personal o financiero, es por esto que desconocen las razones que llevaron a tomar la fatal decisión de acabar con su vida.

El pasado 21 de diciembre del 2020, siendo las 8:00 p.m., en el barrio La Lucha, al sur de esta capital, por razones desconocidas, se suicidó un hombre de 35 años identificado como Luis Alberto Cueto Arvilla, auxiliar de enfermería, samario de nacimiento y quien según la información entregada por las autoridades vivía junto a su familia en una vivienda ubicada en el callejón de la 72 por la esquina de Piso Alto, lugar donde ocurrió el lamentable hecho.

Así mismo, las autoridades reportaron el suicidio de un joven de 17 años de edad, identificado como Mateo David Gutiérrez De La Rosa, de quien se conoció de acuerdo al reporte de las autoridades, se habría quitado la vida en horas de la noche del 27 de diciembre del 2020, en una vivienda ubicada en la calle 29F #24 – 11 del barrio Ocho de Febrero.

El más reciente suceso, ocurrió el 29 de diciembre, en hechos que son materia de investigación por parte de funcionarios del CTI de la Fiscalía y de uniformados de la Seccional de Investigación Criminal, Sijín, de la Policía Metropolitana de Santa Marta, un adulto mayor fue hallado sin vida en la tarde de ayer en el perímetro urbano de esta capital. Se trata de César Augusto Bateman Campo, de 70 años, quien fue encontrado muerto por un familiar, a las 2:30 de la tarde, al interior de su vivienda, ubicada en la manzana 4 casa 3 de la urbanización Minuto de Dios, lugar donde residía solo.

RECOMENDACIÓN  

La profesional en psicología, María Matilde Jiménez Vásquez, afirmó que durante el tiempo de pandemia, “se sugiere que la gente comparta más, si bien es cierto, hay un distanciamiento físico, que no pase hacer un distanciamiento social o de incomunicación, que las personas que están solas puedan contar con el saludo de alguien, así sean a distancia, de puerta a puerta, de ventana a ventana o si tienen todas las herramientas tecnológicas pueden hacer uso de ellos, como son la videocámara, la llamada de los amigos, a los familiares que están enfermos y dentro de las casas compartir con los que están, es importante preguntarse el uno al otro, cómo se sienten, indagar sobre las emociones, cuáles son los pensamientos que tienen frente a toda esta situación”.

Del mismo modo, aseguró que cada persona vive de una manera diferente este tema de la pandemia, “todos están aislados pero cada quien lo asumen de acuerdo a su personalidad o algunas determinantes sociales para la salud, se pueden afrontar de diferentes formas, algunos cuentan con unas herramientas fortalecidas, otros están debilitados, entonces es importante que cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad se brinden afectos unos a otro”.

 “Todo tenemos la responsabilidad en este tiempo de cuidarnos, pero también de apoyar a las personas que están sufriendo, acercarse a ellos animarlos, conversar sobre sus preocupaciones en la distancia”.

Por otro lado, María Jiménez, explicó que en el caso de las personas que hablan de suicidio “hay que dejarlos, eso es mentira de que la idea se desencadena o el alto en la medida en que la persona lo habla, no es ese un factor protector, porque de ese modo la persona logra exteriorizarse de verbalizar cómo se siente y esa es una forma de pedir ayuda”.

También podría gustarte