Conozca los gastos mensuales a cubrir con nuevo salario mínimo

536

POR
FERNEY
ARIAS JIMÉNEZ  

El aumento del 3,5 % para este año deja tranquilo al Gobierno e insatisfechos a los sindicatos. Los ingresos por 1,01 millones resultantes de los 908.526 pesos del salario mínimo de este año, que subió un 3,5 % frente al de 2020, y el auxilio de transporte de 106.454 pesos, deberían servir para cubrir los 12 grupos de gastos que tiene un hogar.

En ese contexto y según las cifras de la Encuesta Nacional de Presupuestos de los Hogares (ENPH) del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) el rubro que más demanda recursos es el asociado a alquiler, servicios públicos (agua, electricidad, gas y otros combustibles) al cual se destina el 28,7 %, casi un tercio, del ingreso familiar.

Con el ajuste del mínimo de este año, una persona que tenga esa remuneración deberá apartar 291.299 pesos para suplir esas necesidades

El segundo ítem, con un 18,3 %, corresponde a bienes y servicios diversos, lo que demandaría otros 185.741 pesos. Le siguen los gastos de alimentos y bebidas no alcohólicas con el 15,9 %, que corresponde a 161.381 pesos, y transporte 9,5 % que equivaldría a 96.423 pesos.

Para dimensionar los gastos mensuales de un hogar, el Dane dispone en su web de una calculadora en la que también enumera que una familia puede destinar dinero a consumos en restaurantes y hoteles, prendas de vestir y calzado, muebles, artículos para el hogar, información y comunicación, recreación y cultura y educación.

No obstante, la entidad aclara que los resultados obtenidos en ese ejercicio son de carácter informativo y no deben considerarse oficiales.

LO QUE SE MUESTRA 

“Logramos para el año 2021 un aumento que representa 2,3 veces la inflación, ese indicador este año será del 1,5 % y el incremento de un 3,5 %, son dos puntos en términos reales adicionales”, explicó el presidente Iván Duque,  y recalcó que “cuando se suman los aumentos reales hacia el 2019, 2020 y ahora 2021, estamos hablando de un aumento real del 7 %, en estos primeros casi tres años de Gobierno”.

En resumen, lo que quiso significar el mandatario es que los ajustes que ha decretado han sido superiores la inflación de esos años. “Hemos logrado desde el punto de vista de los términos reales, por encima la inflación, el mayor aumento real acumulado en tres años de Gobierno, en una administración, comparativamente con las administraciones de los últimos 35 años”, subrayó.

En contraste el investigador económico, Jorge Coronel, expresó que en Colombia por norma (Ley 278 de 1996 y sentencia C-815 de 1999 de la Corte Constitucional) el salario mínimo debe aumentar, por lo menos, la inflación (causada), para mantener el poder adquisitivo de los trabajadores.

 “El Gobierno no ha propendido nada, solo le toca acatar la ley, salvo que quiera violarla. Luego esta no es ninguna victoria gubernamental, está haciendo lo que la ley dice”, enfatizó.

DESDE LOS SINDICATOS 

Desde la óptica de las organizaciones de los trabajadores, ¿para qué deberían alcanzar los 908.526 pesos del mínimo? “La canasta básica de los colombianos está en 1,75 millones de pesos, los trabajadores siguen en una situación grave de ingresos para el 2021 lo cual no contribuye a la recuperación económica”, anotó desde la vicepresidencia de la Confederación General del Trabajo (CGT), Jorge Iván Díez.

De ese modo, el dirigente de esa central obrera rechazó el aumento del 3,5 % decretado por el Gobierno, pues lo consideró insuficiente para atender las necesidades de los hogares e insistió en que lo ideal hubiera sido que el Gobierno acogiera el planteamiento hecho por los representantes sindicales de fijar un salario un millón de pesos, y otorgar un auxilio de transporte de 120.000 pesos.

En la misma línea se expresó Fabio Arias, fiscal de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), quien recordó que la línea de pobreza en Colombia hace referencia a quienes sus ingresos son menores a 327.674 pesos al mes.

LARGO DEBATE 

Tras el decreto que no atendió la solicitud de ajuste de los trabajadores que era del 14 % ni la del sector privado que fue del 2,7 %, el pulso que cada año protagonizan las partes no queda zanjado, y posiblemente vuelva a agudizarse a finales de este año.

En las cuentas del Dane, de los 9,69 millones de colombianos ocupados que hubo entre agosto y octubre en las 13 principales ciudades del país 4,6 millones, es decir el 47,5 %, eran informales.

No obstante, el fiscal de la CUT aseguró que el número de trabajadores informales es mucho mayor, y sostiene que serían unos 14 millones, pero aclara que se trata personas que no aparecen en los sistemas de seguridad social ni en las cajas de compensación familiar y menos en los regímenes pensionales.

Para el presidente de la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantía (Asofondos), Santiago Montenegro, la discusión del salario mínimo apunta solo a los pocos trabajadores formales que hay y que tienen esa remuneración (alrededor de dos millones de personas).

 “Aquí nos ponemos a discutir cuánto subimos el salario mínimo legal que es una ficción, pero el salario mínimo de verdad es cero pesos. Es necesario recordar que tenemos más de dos millones de desempleados y otros dos millones que salieron de la fuerza laboral, es decir que ganan cero pesos. Además de eso, hay otros 10 millones de colombianos que están trabajando, pero ganan menos del mínimo”, mencionó.

En ese contexto, estimó que la solución que se requiere debe abarcar tanto a trabajadores formales como informales. “Lo que se requiere es darle un vuelco a las condiciones del mercado laboral y asociarlo a dos temas importantes como la seguridad social, que aumenta los costos laborales, y el aspecto tributario. Son tres cosas que hay que pensarlas al tiempo”.

El argumento de Montenegro estaría siendo contemplado por la Misión de Empleo que inició tareas en julio pasado, a instancias del Departamento Nacional de Planeación y el Ministerio del Trabajo, para hacerle frente al deterioro del mercado laboral, acentuado por el impacto de la pandemia (13,3 % en noviembre según el Dane).

Dicha Misión que es liderada por el mexicano Santiago Levy, deberá proponer estrategias e instrumentos legales y de política que permitan mejorar el desempeño del mercado laboral.

Protección social al trabajador, salarios, formación para el trabajo, y un análisis de las reformas laborales que se han realizado en el país son algunos de los temas que hacen parte de la tarea, cuyos avances podrían verse este año./Colprensa

También podría gustarte