Institucionalidad y desarrollo

200

En esto de la institucionalidad y el desarrollo regional, es importante aterrizar la agenda del desarrollo es estos ámbitos, ver con objetividad lo que hace falta realmente, establecer con puntualidad los vacíos existentes y priorizar el gasto público, a partir de una veraz información; toda vez que no todos los territorios y sus pobladores tienen las mismas necesidades ni iguales recursos; como tampoco, todos los espacios geográficos cuentan con iguales dinámicas socioeconómicas, lo que determina que la estrategia a implantarse e implementarse debe ser integral y específica para cada caso en particular.

Tenerse en cuenta debe, una visión que articule competitividad territorial, gasto público, inversión privada y aprovechar las potencialidades de los áreas geográficas, en vía a identificar necesidades de infraestructura y disponibilidad de bienes y servicios; de lo contrario, si los habitantes del territorio no aprovechan los recursos sostenibles, condenados estarán a seguir inmersos en la pobreza o migrar; lo que indica la necesidad de una institucionalidad que potencie nuevos modelos de progreso, ya que no puede continuarse con la asignación de presupuestos con miras fraccionada por sectores, debiendo establecerse espacios de interacción activos sector público / privado, sito en una definida locación territorial y cumplir en consecuencia aspectos tales como los que me permito relacionar a continuación, así:

Contar con un Consejo Directivo, tener un equipo profesional de alto nivel, realizar el planeamiento de desarrollo territorial sostenible, priorizar el gasto público, promover inversión privada y/o Alianzas Público Privadas, constituir una Oficina de Gestión de Proyectos o tercerizar este servicio, establecer una interfase de coordinación entre sectores y distintas instancias de gobierno, además del sector privado, entre otras generales y puntuales consideraciones, ya que por la importancia del volumen de gasto público que representa, se tendrá mayor acceso a las más altas autoridades del país y se convertirá por tanto en un mecanismo importante de asignación de recursos, lo que lleva a trocar la mirada sectorial por la integración de territorio, convirtiéndose en una fórmula para apuntalar en mejor forma todo lo atinente al progreso requerido.

Complementariamente a lo brevemente expuesto, con urgencia suma se deberá incorporar un escenario de valor compartido que fortalezca en realidad y verdad la asociatividad regional, mejore la productividad y afiance y robustezca la creación de cadenas de valor que integren a más productores del sector agropecuario familiar, empresarial y demás otros con mayor competitividad en el mercado, recurriendo para ello a las alianzas y uniones con empresas avezadas en tales prácticas; esto es, con mayores y demostradas destrezas productivas y comerciales, que serían prenda de garantía para sacar avante estos propósitos. [email protected] *Jurista

También podría gustarte