Medio millón de personas han llegado a las playas samarias desde su reactivación

2.264

Santa Marta se posicionó como la capital del turismo bioseguro en Colombia, puesto que, de manera organizada, segura y bajo cumplimiento de los protocolos de bioseguridad ha recibido desde el pasado mes de septiembre a más de 500 mil personas, quienes han llegado hasta los diferentes litorales para renovar sus energías, aprovechando lo relajante que resulta un baño de mar, sobre todo, en esta época vacacional. 

Desde la apertura oficial el pasado 18 de septiembre, se ha vuelto frecuente observar en los distintos balnearios decenas de personas en su mayoría, de las ciudades cercanas a la capital del Magdalena y del interior del país, quienes con previa inscripción para entrar a las playas llegaron a disfrutar de los encantos naturales que tienen para ofrecer los balnearios de Santa Marta.

El panorama no ha sido muy distinto durante este comienzo del año 2021, en donde Santa Marta al parecer se convirtió en el destino bioseguro preferido por propios y visitantes

“Del 18 de septiembre van alrededor de 500 mil personas que han ingresado en forma biosegura, cumpliendo los protocolos a 15 playas habilitadas por la Alcaldía Distrital y los dos balnearios Guachaca y Buritaca. En el mes de noviembre fueron 135 mil personas, en el mes de diciembre 176.000 personas y en lo que va corrido del mes de enero ya han ingresado más de 35 mil personas”, sostuvo la administración de la ciudad

Frente a este positivo balance el Distrito destacó que, aunque las playas permanecen en un promedio del 15% de la ocupación de carga, el importante aforo de turistas que ha circulado en Santa Marta durante el último par de semanas ha permitido que los principales gremios turísticos, como son la gastronomía, hotelería y los guías del turismo registren una significativa reactivación económica.

“Esta capacidad de carga ha permitido que haya distanciamiento suficiente, mucho más de dos metros por persona y el sistema de turnos, es decir, de mañana y de tarde, en la mayoría de las playas ha permitido una importante rotación en las cifras importantes de bañistas, que en su mayoría provienen de Santander, Antioquia y del interior del país”, sostuvo el gerente de la Promotora.

De acuerdo con los informes que se tienen, la exitosa temporada turística ha permitido reducir de manera significativa el desempleo en la llamada industria sin chimenea, toda vez que, al menos 35 mil trabajadores formales en el sector de hotelería y gastronomía han retomado sus trabajos. En la informalidad han sido cerca de 3 mil quienes actualmente se encuentran laborando bajo la modalidad de pico y cédula.

Por otro lado, al cierre de la temporada turística, es decir, entre el 4 y 16 de enero del presente año se espera que circulen en la ciudad alrededor de 70 mil personas más.

RECHAZO A LA INDISCIPLINA 

A pesar del buen balance que registró la ciudad en material de turismo, lunares negros como la indisciplina social se registraron en balnearios como El Rodadero, en donde en un vídeo quedó evidenciado un grupo de entre 15 y 20 personas que sin ningún rastro de vergüenza o miramientos sobrepasaron las vallas que impiden el acceso a la zona de playa, evitando así los protocolos de bioseguridad y poniendo en riesgo a cientos de adultos y niños. Ante esta situación unvocero del gobierno manifestó que, “algunos vándalos cruzaron las vallas sin cumplir los requisitos, cosa que rechazamos”.

Señaló que, si bien estos últimos días se han tenido que restringir la entrada de turistas y locales a la playa por aforos completos, la medida fue tomada para salvaguardar la vida y la seguridad de todo, por lo que pidió respeto y exhortó a la ciudadanía a no continuar cometiendo estos hechos ‘vandálicos’.

 “La autoridad ha estado pendientes para tomar las decisiones correctas en los momentos adecuados para evitar que en las playas se den aglomeraciones de personas, con esto el riesgo es mínimo del contagio del Covid-19. (…) por eso es importante que todos los bañistas y personas continúen con el autocuidado, la autoridad es estricta al colocar comparendos, que no es el deber ser, pero si le ha tocado; cerrar playas anticipadamente ha sido otra de las medidas”, indicó

SIN PASEO DE OLLA   

Las autoridades entregaron un parte de tranquilidad, asegurando que en la ciudad de Santa Marta no se registraron las escenas de buses interdepartamentales llenos de visitantes con ollas y comida acudiendo a balnearios de la ciudad, sectores colapsados por el poco control en el ingreso a estos, o simplemente las falencias en materia de regulación de los vendedores ambulantes en El Rodadero y el Centro Histórico.

 “No hubo paseo de olla de las poblaciones cercanas, gracias a un fuerte trabajo que hizo la Secretaría de Movilidad y la Policía Nacional, esto también está supeditado porque se han tomado medidas muy fuertes como restricciones en Bogotá, Santander Cúcuta, que son destinos que normalmente llevan a cabo estas acciones. Esperamos que estas medidas no afecten las reservas del sector hotelero en estos diez quince días que restan de la temporada”, dio a conocer el gobierno.

También podría gustarte