Murió electrocutado obrero cienaguero en Zona Bananera

432

La víctima alcanzó a ser auxiliada por sus familiares y llevada al puesto de salud de dicha población pero al parecer los médicos no pudieron hacer nada, pues ingresó sin signos vitales. 

Como Jairo Segundo Pedroza Urieles, de 35 años fue identificado el hombre muerto que dejó un trágico accidente registrado el mediodía del lunes en el corregimiento de Orihueca, municipio de Zona Bananera, Magdalena.

Según el reporte suministrado por la Policía Magdalena, el caso tuvo lugar a eso de las 12:45 p.m., cuando recibieron una llamada al número del cuadrante del puesto de salud de Orihueca, donde manifestaban de la muerte de una persona por descarga eléctrica, por lo que se trasladaron al sitio para verificar.

El hombre se encontraba con un familiar reposando el almuerzo al lado de un poste de energía eléctrica, en el instante que cae una cañuela y le realiza una fuerte descarga eléctrica, quedando tendido sobre el asfalto ante la mirada de vecinos y residentes de la zona.

Se supo que el pariente que lo acompañaba al verificar que estaba consciente y tenía una respiración muy forzada, de inmediato dio aviso y lo trasladó en un vehículo hasta la sala de urgencias del centro médico, donde desafortunadamente ingresó sin signos vitales, por lo que oficializaron su deceso.

La patrulla de vigilancia al llegar al lugar le manifiesta que el señor Jairo se encontraba con un familiar reposando el almuerzo al lado de un poste de luz, en el instante cae una cañuela y le realiza una descarga eléctrica,  el familiar al verificar que el señor Jairo estaba inconsciente y tenía una respiración muy forzada, de inmediato lo trasladaron al puesto de salud  de Orihueca y llegó sin signos vitales.

Posteriormente, unidades de la Policía Judicial se encargaron de la inspección técnica y el levantamiento del cadáver, el cual fue llevado hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses, a espera de ser retirado por sus familiares que le darán cristiana sepultura.

También podría gustarte