‘Incendian los cerros con propósitos de invadirlos’: Alcaldesa

911

El cuerpo de bomberos de Santa Marta está realizando para evitar incendios en los cerros de la ciudad en los últimos días.

En la capital del Magdalena, las autoridades están tras la pista de los inescrupulosos que estarían quemando los cerros para presuntamente realizar construcciones ilegales.  

POR 
KATIA  VÁSQUEZ  

Pese a los esfuerzos que el Cuerpo de Bomberos de Santa Marta realiza a diario para evitar incendios en los cerros de la ciudad en los últimos días, hoy crece la sospecha de que detrás de muchos de estos haya ciudadanos irresponsables e, incluso, manos criminales.

Prueba de esto es la conflagración que ocurrió la noche del lunes en el cerro en La Ensenada 1 de Juan XXIII, específicamente en la carrera 25 entre las calles 6 y 8, zona de Villa Belén. De acuerdo con reportes preliminares el incendio se produjo debido a la quema inapropiada de los terrenos del sector, esto con el objetivo de instalar cambuches en esa zona.

Según la administradora de la ciudad Virna Liz  Johnson Salcedo se trata de  personas inescrupulosas que se quieren apoderar de manera irregular o ilegal de los diferentes terrenos que hacen parte de los cerros de la ciudad.

 “Presuntamente personas que no piensan en la consecuencia de lo que hacen empezaron a prender fuego a vegetación, a la maleza, a quemar basuras y eso se les habría salido de las manos y por eso se generó ese incendio, pero, también se está verificando si se trata de una invasión, porque al parecer esas mismas personas llegaron también a quererlo hacer, para generar invasión y lo que generaron fue un incendio que fue bastante fuerte, afortunadamente y gracias a la acción oportuna de los Bomberos y también a través de la Oficina de Gestión del Riesgo de Distrito, en cabeza de Jorge Lizarazo, se puedo controlar el fuego”, aseguró la mandataria.

Es importante mencionar que, solamente con el incendio forestal del día lunes, se destruyeron cerca de 30 hectáreas en este cerro, ubicado en el nororiente de la capital del Magdalena, por este motivo, las autoridades piden denunciar a aquellos pirómanos que quieran apoderarse de los terrenos.

La burgomaestre, además indicó que “hemos reiterado en varias ocasiones que las personas que viven acá en Santa Marta,  se abstengan de quemar basura, de quemar maleza, porque indudablemente por las condiciones del clima en este momento, es decir, la fuerte brisa lo que va a hacer es que se proliferen más rápidamente un incendio, que puede llegar a una condición que hoy estemos lamentando, con respeto de pérdidas humanas, pérdidas materiales, que por favor seas abstengan de generar esta clase de acciones que va en detrimento y que va en contra de la vida de los ciudadanos en Santa Marta”.

Asimismo, es preciso destacar que a medida que avanza la pandemia en la capital del Magdalena, cada vez es mayor la quema y tala de árboles en las zonas de alto riesgo por ocupaciones ilegales. La problemática se presenta en varios sectores, pero con más frecuencia en barrios como María Eugenia, Juan XXIII, San Pablo y Gaira, donde los ciudadanos queman los árboles, algunos los cortan, y luego invaden el espacio, sin que las autoridades ambientales lo impidan.

En la capital del Magdalena, son más de 12 mil familias que han invadido los cerros y debido a estas ocupaciones irregulares en zonas altas ha aumentado riesgo de deslizamientos y derrumbes en la ciudad.

ACCIONES DE PREVENCIÓN  

La presión por las necesidades de vivienda en los cerros de la ciudad es apreciable, a simple vista el deterioro continuo de las condiciones naturales de los cerros es ocasionado por apertura de área para construcción de casas vías y otras obras de infraestructura extracción de recursos con fines comerciales o de subsistencia.

Con el propósito de evitar estos riesgos, la Ogricc dio a conocer que permanentemente están haciendo socializaciones con la comunidad, “en estos momentos, ya tenemos en diferentes puntos de la ciudad voluntarios miembros del Comité Barrial Samario (Cobasa), con ellos nos articulamos, porque ellos son nuestros ojos en la calle y en los barrios, mediante ellos  vamos identificando los diferentes escenarios de riesgo que se puedan presentar productos de las amenazas de la ciudad, el deslizamiento y demás en el proceso de invasión”.

Por último, es pertinente mencionar que, la Administración Distrital a través de la Ogricc, ha estado en la lucha por la invasión de cerros, pero a su vez, tienen el compromiso con el ambiente de controlar las edificaciones en los mismos. Ahora se suma el alto número de venezolanos en los cerros, por lo cual es todo un reto.

También podría gustarte