#ENVIDEO: Protesta con tumultos de lancheros puso en peligro bioseguridad de playa en El Rodadero

5.442

Más de 100 personas se tomaron el puente peatonal del balneario.   

Desde tempranas horas, medio centenar de lanchereos y prestadores de servicios turísticos se ‘tomaron’ el puente peatonal ubicado en la zona norte del emblemático balneario El Rodadero, para llevar a cabo una manifestación por la suspensión de dos empresas de transporte marítimo recreativo al parecer por el incumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

La acción de suspensión temporal fue llevada a cabo por la Secretaría de Desarrollo Económico del Distrito de Santa Marta, luego de determinar que efectivamente se incumplieron los protocolos que salvaguardan la vida de tanto samarios como turistas, que hacen uso de este medio de transporte marítimo para trasladarse hacia otros balnearios de la ciudad.

Luis Redondo, participante de la manifestación aseguró que, “(…) nosotros nos estamos manifestando hoy, porque necesitamos que nos resuelvan el trabajo, porque tenemos una APP que no nos sirve, porque los señores de la Alcaldía prefieren a las grandes empresas que nosotros los chiquitos que estamos del día a día. Fuimos los primeros que nos pararon y somos a los primeros que nos reabren”.

Asimismo, el afectado manifestó que, “necesitamos igualdad, no solo las grandes empresas son las que merecen comer, nosotros todos tenemos niños pequeños, estamos graves y necesitamos dinero para subsistir, resuélvanos”.

Frente a esto, los manifestantes aseguraron que son más de 50 las personas que resultan afectadas por la suspensión de estas dos empresas de transporte marítimo, entre ellas, quienes prestan el servicio de traslado de turistas entre la playa de El Rodadero hacia Playa Blanca, Taganga, entre otras.

Indicaron que de esta actividad que hace parte de la cadena del turismo y de ella subsisten en Santa Marta unas 350 familias, quienes aseguran que en esta temporada no han podido trabajar por lo que ellos aseguran es una disposición de la Administración Distrital que lesiona sus intereses.

EL INCUMPLIMIENTO 

Por su parte, Iván Calderón, gerente de la Promotora Turística de El Rodadero, señaló que, “existe un deseo y una ansiedad de estas personas de prestar sus servicios como si no existiera la pandemia. La autoridad les ha dado unas autorizaciones y unos protocolos que deben cumplir, es decir, debe haber en el transporte de cada lancha debe haber un distanciamiento, el aforo no puede estar completo, existen unos horarios y unas rutas que ellos no pueden cumplir, asimismo, hay restricciones meteorológica que ellos se niegan a cumplir, porque no son conscientes de la pandemia, por lo que la autoridad los sanciona y les llama la atención constantemente”.

Calderón señaló que, esta acción irresponsable, sumada a la manifestación que llevaron a cabo sin ningún tipo de distanciamiento social, pone en riesgo la situación de las playas, “podría ser que esta actitud de ellos conllevará al cierre de los zarpes y de playas”.

Precisó que si bien cree en la libre protesta, rechaza la manifestación, toda vez que, las razones no tuvieron cabida, “ellos no pueden pretender trabajar como si no existiera la pandemia, hay normas y protocolos que se deben cumplir”, sostuvo Calderón.

El gerente de la promotora, si bien indicó que las sanciones están a cargo de las autoridades del Distrito, de seguir incumpliendo los protocolos, las medidas impuestas en el aforo y el distanciamiento, lo más probables es que se les retire la licencia de operación.

LOS ACUERDOS 

Se conoció que, en una mesa de trabajo llevada a cabo entre la Capitanía de Puerto, el Instituto Distrital de Turismo, la Secretaría de Desarrollo Económico, el Personero Distrital, voceros del gremio y de las empresas sancionadas, se plantearon compromisos para llevar a cabo el levantamiento de la sanción que se efectuó por parte de la Administración Distrital.

 “Para levantar las suspensiones ellos van a hacer un trabajo social el cual va a estar encaminado al cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, además, de que se realizarán trabajos para que no incurran en la competencia desleal, para no perjudicar el destino”, indicó el capitán de fragata Ibis Luna, capitán de Puerto de Santa Marta.

Manifestó que uno de los compromisos pautados fue la concertación de una misma tarifa para que de esta manera se mitigue el fenómeno de la oferta desleal en la ciudad de Santa Marta.

DIMAR ES IMPARCIAL 

Ante las graves acusaciones proferidas por los lancheros sobre favoritismo y dineros pagados a la Capitanía de Puerto para la circulación de empresas de transporte marítimo de mayor envergadura en la ciudad, el capitán de fragata Ibis Luna, capitán de Puerto de Santa Marta, rechazó las aseveraciones.

 “Ellos no tienen prueba de eso, porque no van a existir, por lo que no pueden estar diciendo que hay dineros que se están pasando a la Capitanía de Puerto, en ningún momento se está favoreciendo a absolutamente a nadie, esa decisión que se tomó de suspender la autorización de los protocolos de seguridad que se habían autorizado a esas empresas para poder trabajar, fue expedida por la Secretaría de Desarrollo Económico, que es la que tiene la facultad, pero en ningún momento la autoridad marítima favorece a nadie, a todos le exigimos por igual, indistintamente la posición económica que pueda tener”, sostuvo el capitán Luna.

LOS PROTOCOLOS DE BIOSEGURIDAD

Es válido precisa que, entre los protocolos de bioseguridad para dichas embarcaciones se encuentran: Realizar la desinfección de chalecos salvavidas y limpieza y desinfección de muelles; asear y desinfectar diariamente la embarcación; evitar el contacto cercano con otras personas y utilizar tapabocas y guantes de trabajo y permanecer con estos durante todo el servicio, recibido el pago (dinero) del servicio, introducirlo en una bolsa plástica transparente. Una vez termine el servicio, retirarse los guantes de trabajo y proceder a desinfectarlos. Lavarse las manos antes y después de utilizar los guantes.

Avisar a la empresa de transporte, si durante el viaje algún usuario presenta síntomas asociados con el coronavirus COVID-19. Así mismo, el conductor deberá solicitar que el usuario informe a la autoridad de salud y se aísle a una distancia de por lo menos dos metros de los demás usuarios y el conductor.

Informar a la empresa de transporte y a la autoridad de salud del municipio que corresponda, si durante la jornada de trabajo, el conductor u operario presenta sintomatología asociada a coronavirus COVID-19, y suspender la actividad del trabajador para facilitar su protección respiratoria. La empresa de transporte adelantará las gestiones necesarias para la continuidad en la prestación del servicio, de ser necesario. Facilitar desinfección con alcohol glicerinado o gel antibacterial, para los tripulantes y pasajeros durante el recorrido

Rociar con desinfectantes el puesto de mando de las embarcaciones y artefactos navales con los que se presta el servicio de transporte fluvial. Por ejemplo: tablero de control, timón, señalización fluvial. Con una toalla desechable limpiar todas estas superficies, hacer esta actividad con guantes, los guantes de esta actividad pueden ser de caucho o normales para actividades de aseo. Realizar la desinfección de chalecos salvavidas y limpieza y desinfección de muelles.

 

También podría gustarte