¿En qué afecta la nueva actualización de Whatsapp?

 A partir del próximo 8 de febrero entrarán en vigor los nuevos términos y condiciones que Whatsapp, el servicio de mensajería, estableció para sus usuarios.

De acuerdo al comunicado emitido por la compañía la intención es “ayudar a mejorar la infraestructura y los sistemas de entrega. Entender cómo se usan nuestros servicios, promover la seguridad, protección e integridad a través de los productos de las empresas de Facebook, por ejemplo, sistemas de seguridad y de lucha contra spam, amenazas, abuso o actividades que infrinjan las leyes”.

Axel Díaz Ortega, Director de Laboratorio de Informática Forense de ADALID CORP, comenta que estos cambios han causado revuelo porque Facebook (propietario de Whatsapp) ha incluido dentro de sus actualizaciones una vinculación con el servicio de mensajería.

“En este sentido mi Facebook y mi Whatsapp estarían conectados, sincronizando su información”, dice Díaz Ortega, que señala que eso implica que ambas plataformas van a seguir haciendo uso de los datos de los usuarios, nada diferente a lo que venían haciendo.

“Salvo las excepciones que establecen que la información pude ser usada en las compañías con las que Facebook tiene relación, reiteró, no es diferente a lo que viene haciendo”.

El experto resalta que la compañía certifica, dentro de las nuevas políticas actualizadas, que Whatsapp no tendrá acceso a los chat de los usuarios, “que no guardan esos datos y que no los van a usar”.

Facebook no puede leer los chats, por lo que en ningún caso van a enviar el contenido de las conversaciones, gracias a que el servicio de mensajería utiliza lo que se conoce como cifrado de extremo a extremo, que protege las charlas.

“Mejorar sus servicios y tus experiencias al usarlos, como hacer sugerencias para ti (por ejemplo, de conexiones de amigos o grupos o de contenido interesante), personalizar funciones y contenido, ayudarte a completar compras y transacciones, y mostrarte publicidad y ofertas relevantes a través de los productos de las empresas de Facebook”, resalta el comunicado de Whatsapp.

Esta normativa no aplica a usuarios de estados miembros de la Unión Europea, debido a la regulación europea de protección de datos, la GDPR, impide que Facebook comparta los datos de Whatsapp con sus otras empresas para su propio interés.

Compartiendo estos datos, Facebook pretende tener perfiles más completos de todos sus usuarios unificando la información que recibe en todas sus aplicaciones en un único perfil.

Esto le ayudará a dirigir mejor las campañas publicitarias a los gustos personales de sus usuarios, y así ganar más dinero con publicidad más efectiva.

Axel Díaz Ortega explica que si los usuarios no dan los permisos o no aceptan la política no van a poder acceder a los servicios de geolocalización y envío de archivos, mientras que para las cuentas empresariales se limitan los servicios.

La nuevas políticas garantizan que la plataforma seguirá estando libre de banners publicitarios.

Dice que esas actualizaciones, que se deben hacer desde lo teléfonos, sí pueden dar cabida a que Facebook pueda usar de manera más amplia y tranquila esos datos para las empresas que hacen parte de su conglomerado.

Puntualiza el experto que los que buscan es que de una manera “legal y adecuada” puedan hacer un usos de esos datos, como siempre lo han hecho, como ofrecer servicios y productos.

La experta en cultura digital, Linda Patiño, en su cuenta de Twitter @Lindapatcar, resalta que esos datos podrán ser almacenados y analizados como parte del servicio empresarial de Facebook, en especial el de almacenamiento en nube que ya había lanzado Facebook y que allana el terreno para que “hacer pagos en internet sea tan fácil como enviar un mensaje en Whatsapp”.

/Colprensa

También podría gustarte