Yoga, un estilo de vida integral para este 2021

Más que una actividad física, el yoga es un estilo de vida integral que sana, cuida y fortalece el cuerpo, la mente y el espíritu.

En estas vacaciones de inicios de año, cuando muchas personas se encuentran en casa huyendo de la pandemia, se recomienda hacer yoga, un estilo saludable que cada día gana más seguidores, porque nos ayuda a tener un equilibrio entre la mente y el cuerpo.

Practicar yoga te puede ayudar mucho más de lo que imaginas. Más que una actividad física, es un estilo de vida integral que sana, cuida y fortalece el cuerpo, la mente y el espíritu mediante la práctica de la respiración y la meditación.

La mayoría de quienes se acercan para iniciar la práctica del yoga, lo hacen pensando en la pérdida de peso, la obtención de un cuerpo fuerte, flexible y saludable, mostrar una piel suave y brillante, y aquietar la mente. Pero es importante saber que es mucho más que eso.

La práctica asidua y sistematizada de esta actividad no solo nos va a permitir tener una buena aptitud física durante todo el año, sino que además el yoga constituye una de las herramientas más efectivas –al igual que la meditación- para apaciguar una mente perturbada, ayudándonos a tomar conciencia del aquí y ahora con optimismo y energías positivas.

LOS BENEFICIOS

Es sabido que el yoga permite bajar los niveles de ansiedad y reducir el estrés, acercando con la práctica una experiencia cotidiana de paz interior y armonía.

Pero, a los beneficios de esta transformación más profunda, se suman otros que tienen que ver con el impacto concreto a nivel físico y mental:

-Mejora la flexibilidad corporal: Con el yoga estiras todos los músculos del cuerpo, volviéndote cada vez más elástico. En una sesión de yoga se realizan distintas posturas conocidas como asanas y la flexibilidad es clave para poder realizarlas correctamente.

-Mejora la respiración y la capacidad pulmonar: Una de las claves del yoga es la respiración. Aunque suene raro, la mayoría respiramos mal. Al respirar correctamente, logramos un mejor transporte de oxígeno en la sangre, entre otros beneficios.

-Reduce el estrés y potencia el bienestar. Junto con la meditación, es ideal para apaciguar la mente y combatir la inestabilidad emocional.

-Mejora la aptitud física: Fortalece el cuerpo y aumenta la tonicidad muscular. La clave está en ir de a poco, para que tus músculos se vayan amoldando y no haya lesiones. También mejora tu postura y contribuye a aliviar el dolor de cuello y espalda.

-Refuerza la capacidad intelectual: muchas de las posturas o asanas del yoga mejoran las funciones cognitivas, gracias al aumento de la concentración, la mejor oxigenación y el mayor flujo sanguíneo en el cerebro.

También podría gustarte