Recuperados restos humanos y partes del fuselaje del Boeing

246

Los buzos indonesios recuperaron el domingo una gran cantidad de pedazos de fuselaje y de restos humanos en la zona donde un Boeing cayó la víspera al mar frente a las costas de Yakarta con 62 personas a bordo, entre ellas diez niños.

La gran operación de búsqueda, que implica a 2.500 rescatistas y militares, permitió asimismo localizar las dos cajas negras del aparato, que contienen grabaciones que deben ayudar a esclarecer las causas del accidente, aún desconocidas.

“Hemos localizado las cajas negras, las dos”, indicó Soerjanto Tjahjono, jefe del comité de seguridad de transportes, que forma parte del ministerio de Transportes. “Los buzos van a empezar a buscarlas y espero que no pase mucho tiempo antes de hallarlas”.

Los equipos de socorro indicaron el domingo por la noche que tenían diez bolsas con restos humanos, otras diez con fragmentos materiales, así como 16 grandes pedazos del fuselaje.

El avión de la aerolínea indonesia Sriwijaya Air que cubría el trayecto entre Yakarta y Pontianak, en la parte indonesia de la isla de Borneo, perdió contacto con los controladores aéreos el sábado poco después de las 14H40 (07H40 GMT), unos cuatro minutos después de despegar.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, expresó sus “profundas condolencias” e instó a los ciudadanos a “rezar juntos para que puedan ser halladas las víctimas”.

SOCORRISTAS Y EJÉRCITO

Los primeros restos hallados, entre los que se encontraba un neumático y un pantaloncito rosa, fueron llevados al principal puerto de Yakarta, constató una periodista de la AFP.

Cientos de miembros de los servicios de rescate, la Marina y 10 buques de guerra participan en la búsqueda.

El avión, que partió del aeropuerto internacional de Yakarta Soekarno-Hatta, desapareció de los radares tras el despegue cuando sobrevolaba el mar de Java, cerca de unas islas turísticas.

Cincuenta pasajeros, incluidos 10 niños, y los 12 miembros de la tripulación viajaban a bordo. Todos ellos son indonesios, precisaron las autoridades.

Las familias de los pasajeros, muy angustiadas, seguían a la espera de noticias.

“Tengo a cuatro miembros de mi familia en el avión: mi esposa y mis tres hijos”, declaró, llorando, Yaman Zai, que los esperaba en el aeropuerto de Pontianak. /AFP

También podría gustarte