Tareas: empleo y reactivación

36

El mercado laboral, como lo explicamos en artículo anterior, requiere de una reactivación económica para generar ingresos y empleo especialmente de jóvenes, ancianos y mujeres que son los más golpeados. Es necesario hacer reformas al mercado laboral  que permita, por ejemplo, trabajos por horas y un salario integral en el campo para hacerlo más atractivo y que invite regresar. Así los empresarios del campo tendrán la mano de obra necesaria.

Latinoamérica ha retrocedido 10 años con la pandemia, especialmente, por el teletrabajo al cual los pobres no tienen el acceso necesario por el internet limitado y no pueden cubrir sus costos. Resultado, las familias pobres se han hecho más pobres, y sin producir para sus alimentos, educación y vivienda. Se necesita un Plan de “Audacia Económica” usando más endeudamiento del gobierno, más esfuerzo fiscal para fortalecer la salud macroeconómica. Se debe utilizar también una porción de las reservas internacionales para impulsar las propuestas de generación de empleo, planes de emergencia para salvar las microempresas.

Las gobernaciones y alcaldías deben asumir también un rol protagónico en esta generación de empleo con proyectos públicos y procesos de contratación con incentivos a los que generen sumas convenidas de empleo. Hay que llegar al millón de empleos generados para salir de la dificultad actual.

También serán necesarias las reformas pensional y tributaria porque el déficit Fiscal es grande. Más del 25% de los adultos no están protegidos y debemos velar por una vejez digna, como también por la “renta básica mínima” para luchar contra la pobreza extrema. Esta tarea exige no seguir pensando a lo pobre, hay que pensar en grande para impulsar las reformas.

A nivel mundial, hay que solucionar el conflicto entre China y Estados Unidos para que el mundo construya un ambiente diferente de apoyos mutuos. Los países más pobres, con mayor interdependencia requieren velocidad para impulsar una economía más inclusiva. Las instituciones mundiales deben promover la distribución de riqueza, y empleo de buena calidad.

Estamos ante la caída del PIB más grande, y Colombia es de los países con más aumento del desempleo y la pobreza.  La pobreza pasará del 35.9% en el 2019 a 47.8%  y la pobreza extrema pasará del 10.4% al 21.7%.

El gobierno debe tener un plan macroeconómico más audaz y subsidiar directamente el empleo, evitar la quiebra de las empresas y asegurar los recursos tributarios necesarios para evitar despidos de trabajadores.

El gobierno tiene recursos a la mano con los créditos del Banco de la República, más la posibilidad de emisión y utilizar estos recursos para subsidiar las nóminas de una manera mucho más clara. El nuevo director del Banco de la República debe aprovechar que tenemos la más baja inflación. Aunque se dice que el sistema financiero no ha tenido problemas de liquidez.

Faltan unas directrices del gobierno para que el sistema financiero haga su labor tomando más riesgos de crédito y ayuden a las empresas para que no despidan a los trabajadores.

Tenemos que manejar nuestra situación. Cada país tiene que hacerlo a su manera. No podemos conformarnos con que estamos ante una afectación mundial. En los naufragios primero se tiene que salvar cada uno, para después  trabajar en equipo y salvar el mayor número de personas. Tienes que salvarte tú primero.

En los vuelos aéreos las cabineras exigen que en caso de emergencia primero ponte tú la máscara de oxígeno y después se las pones a tus hijos. De la misma manera tenemos que empezar a buscar soluciones de país y después propiciar los grandes acuerdos mundiales.

*ExMinistro de Estado 

También podría gustarte