Concejo Distrital solicita a la Alcaldía cambio de sede

La actual sede no permite el acceso a las personas con movilidad reducida.

Por medio de una carta a la alcaldesa Virna Johnson Salcedo, la nueva directiva del Concejo Distrital de Santa Marta, reitera la solicitud de cambio de sede, porque donde se encuentran en la actualidad no reúne las condiciones urbanísticas para el desarrollo de las actividades y las visitas de las personas.

La Corporación Edilicia de Santa Marta, lleva algo más de un año de estar funcionando en la carrera 5 con calle 26, diagonal a la Clínica El Prado en el barrio La Esperanza, en un segundo piso donde no hay acceso para las personas con discapacidad de movilidad.

El Concejo llegó allí después de funcionar en un establecimiento privado en la calle 26 entre avenidas del Ferrocarril y Bavaria, en inmediaciones de la antigua Caja, donde llegó procedente de unas oficinas que fueron habilitadas en la antigua sede de la desaparecida Lotería del Libertador en la calle 13 con carrera 2, en el centro de la ciudad.

De acuerdo con la información conocida, la solicitud se da tras los marcados inconvenientes que han tenido que sortear, durante el periodo anual del 2020, los cabildantes debido a que se trata de una edificación pequeña e incómoda.

La incomodidad se detalla en las columnas que están ubicadas en el interior del recinto de sesiones, lo que les quita visibilidad a los concejales para mantener la vista en todo el espacio que ocupa la Corporación cuando se encuentran reunidos.

También expresa la misiva firmada por el presidente del Concejo Distrital para la vigencia del 2021, Pedro Gómez y respaldada por los restantes 10 concejales que integran el bloque mayoritario, los espacios establecidos para la prensa y las barras, no corresponden a lo que en realidad es el Concejo Distrital.

“Señora Alcaldesa, tal como lo dimos a conocer en una primera oportunidad en comunicación enviada directamente a usted, consideramos que las condiciones del recinto de sesiones, no son las apropiadas para ejercer nuestras funciones, en virtud de la estrechez del sitio”, revela uno de los apartes de la misiva.

El sito donde se encuentra en la actualidad, se convierte en un verdadero reto para las personas con discapacidad en su movilidad, porque está ubicado en un segundo piso, carente de rampas de acceso para quienes utilizan silla de ruedas.

También podría gustarte