Murió el Obispo de Santa Marta

16.944

 El jerarca de la Iglesia Católica estaba hospitalizado tras padecer de coronavirus. Hay dolor en la comunidad cristiana por su deceso. Monseñor Luis Adriano deja un extraordinario legado de servicio al catolicismo y los feligreses. 

La iglesia samaria y de Colombia entera está de luto. Ayer por tarde falleció en la capital del Magdalena monseñor Luis Adriano Piedrahita Obispo de la Diócesis de Santa Marta, quien lucho por más de 20 días contra el coronavirus, batalla que perdió al final.

Monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval, quien tenía más de 20 días  hospitalizado en la UCI de la clínica Adivanti, donde hicieron todos los esfuerzos médicos para salvarlo, pero no fue posible porque su organismo no dio respuesta para salir del estado crítico en que se encontraba.

TAMBIÉN PUEDE LEER Monseñor Puccini no ha muerto y Obispo samario sigue estable según reporte médico

Según el clero samario la máxima autoridad de la Iglesia Católica samaria era muy cuidadoso, sin embargo, en los últimos días antes de presentar los síntomas, sostuvo encuentros con varios sacerdotes y miembros de la comunidad para seguir prestando sus servicios como buen pastor, entregando mensajes de solidaridad, al parecer en estas actividades pudo haberse contagiado de coronavirus

EN LA UCI

Monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval, Obispo de la Diócesis samaria, fue internado una semana antes de terminar el año 202  en la UCI de la clínica Adivanti, donde los médicos tomaron l decisión de intubarlo ante el delicado estado de salud, pero no mostró mejoría en el funcionamiento de sus riñones ha mejorado.

Cabe destacar que la Iglesia Católica se declaró en  oración por su máximo orientador espiritual.

El obispo tenía 74 años de edad y su estado de salud se fue complicando con los días. Se conoció que luego de presentar malestar general, la Diócesis recomendó a las personas que estuvieron en contacto con él realizarse las pruebas para descartar contagios de Covid-19.

Tras su partida, la comunidad se encuentra orando por el señor Obispo, padre y pastor, un hombre que en vida estuvo lleno del amor de Dios, servicial y cercano a la comunidad, toda vez que, durante toda la pandemia los samarios vieron esa cercanía del padre y pastor con sus sacerdotes, con la comunidad.

Es más, su caridad fue puesta en práctica, a través de la Pastoral Social, asistiendo con mercaditos y ayudas económicas a la comunidad y sacerdotes necesitados, es más estaba programado el Retiro Espiritual para el mes de noviembre y el mirando el comportamiento del virus y para que no se contagiaran sus sacerdotes lo aplazó, cuidándonos a nosotros.

Según cuenta monseñor Dairo Navarro Escobar, vicario general de la Diócesis de Santa Marta, todos los días llamaba a un grupo de sacerdotes por teléfono, preocupado por el bienestar integral de ellos y la comunidad, varias veces me llamó para preguntarme cuál sacerdote no tenía seguridad social y cuando se enteraba de algo, él mismo lo llamaba y trataba de resolver ese problema, pero fueron pasando los días y Monseñor quería escuchar a sus sacerdotes, pero más que eso, quería ver cara a cara a sus sacerdotes y por eso,  quiso reunirlos, cuidando siempre la salud del sacerdocio.

Su amor a la Iglesia, a Dios, y a sus hermanos sacerdotes, lo llevó hacer estas reuniones, y aunque no se sabe en qué momento se contagió el señor Obispo, pero hay que destacar ese amor y cercanía, no le importó correr riesgo, allí se vio a este buen pastor acompañando a sus ovejas, exponiendo su vida por cada uno de los samarios.

BIOGRAFÍA 

Monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval nació en Palmira el 7 de octubre de 1946. Cursó sus estudios de primaria en el Colegio Pío XII de los Padres Franciscanos, los de secundaria en el Seminario Menor de Cali y siguió los ciclos Filosófico y Teológico en el Seminario Mayor San Pedro Apóstol de la misma ciudad. Ya sacerdote, obtuvo la Licenciatura en Teología Moral en la Academia Alfonsiana de la Pontificia Universidad Lateranense de Roma. Fue ordenado sacerdote el 29 de octubre de 1972, incardinándose a la Arquidiócesis de Cali.

En el ejercicio de su ministerio presbiteral ha desempeñado los siguientes cargos: Vicario Parroquial de la Parroquia Santa Ana el Cali (1972-1974), Párroco de la Parroquia La Santa Infancia en Cali (1977-1984), Párroco de la Parroquia San Juan Bautista en Cali (1984-1986), Párroco de la Parroquia Inmaculado Corazón de María en Cali (1986-1992), Párroco en la Parroquia de Cristo Resucitado, desde 1992 hasta 1999.

Simultáneamente con estos oficios ha prestado también los siguientes servicios pastorales: Capellán del Colegio Sagrado Corazón (1977-1982), Profesor de Teología Moral en el Seminario Mayor Arquidiocesano (1979-1988), Auditor del Tribunal Eclesiástico Regional (1981-1984), miembro del Colegio de Consultores (1983-1988), Arcipreste del Arciprestazgo Nº 2 por tres períodos (1983-1984; 1986-1988; 1992-1994), Miembro del Equipo de Formadores del Seminario Mayor Arquidiócesano (1984-1986), Vicario Pastoral para la Zona Sur (1988-1990), Vicario Judicial Adjunto del Tribunal Eclesiástico Regional y Vicario Episcopal de la Zona Nº 3, cargos que ha desempeñado desde 1992 hasta 1999.

El 19 de Julio de 1999 Su Santidad Juan Pablo II lo nombró Obispo Titular de Centenaria y Auxiliar de Cali, recibió su ordenación episcopal el 8 de septiembre de 1999. El 3 de Julio de 2007 Su Santidad Benedicto XVI lo nombró Obispo de la Diócesis de Apartadó. El 5 de agosto de 2014 el Papa Francisco lo nombró obispo de la diócesis de Santa Marta. Toma posesión de la jurisdicción el 8 de octubre de 2014.

Gran evangelizador durante los oficios religiosos siempre inculcaba el amor por los demás, seguir el mensaje que Dios nos dejó a través de su único hijo Jesucristo que murió crucificado para salvar los hombres.

Amigos de quienes diario religiosamente asistían a la Catedral a los oficios religiosos donde a través de la Homilía de la Palabra hablaba con el público. Aconsejaba y reiteraba los valores éticos, morales y personales para el bienestar de las familias samarias.

Persona de excelsas cualidades y calidades respetado por sus discípulos, quienes veían en Monseñor Luis Adriano Piedrahita un digno ejemplo a imitar, por ellos las cadenas de oraciones por parte del clero en pleno no se hizo esperar y en cada misa, en cada oración de cualquiera de los sacerdotes, había una oración esperanzadora.

LA FE EVANGELIZADORA 

Los sacerdotes le seguían sus recomendaciones, especialmente la de evangelizar a la población donde se carecía de principios religiosos, donde el desconocimiento de la fe cristiana y del valor y aprecio por los demás los llevaba a cometer sacrilegios, siempre escudándose en el desconocimiento del amor a Dios y del amor hacia el prójimo.

Hasta última hora, sus discípulos, es decir, los sacerdotes que integraban su Diócesis estuvieron pendientes de su estado de salud, los padres Jesús Orozco Pabón, José Alfredo Ordóñez, Fajib Yacub, entre otros, siempre en sus mensajes de evangelización pedían por la pronta mejoría del estado de salud del prelado.

Desde sus púlpitos donde oficiaban las misas se le escucha pedir por la salud de Monseñor Luis Adriano Piedrahita, los mismo que por la pronta mejoría en el estado de salud de Monseñor Ugo Puccini Banfi, obispo emérito de la Diócesis de Santa Marta.

Desde el momento en que se conoció de su deceso, la bandera que identifica la Diócesis de Santa Marta se encuentra a media asta en el Palacio Episcopal en señal de duelo por la muerte del representante de Cristo en esta parroquia.

Hoy a primera hora en la Catedral de Santa Marta, se realizará una misa concelebrada donde participarán todos los sacerdotes pertenecientes a la Diócesis de Santa Marta, para elevar una plegaria al Santísimo para que acoja en su seno el alma de uno de los grandes evangelizadores de la fe cristiana.

SU ASCENDENTE CARRERA 

Monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval tuvo una carrera ascendente dentro de la Iglesia Católica.

Cursó sus estudios de primaria en el Colegio Pío XII de los Padres Franciscanos, los de secundaria en el Seminario Menor de Cali y siguió los ciclos Filosófico y Teológico en el Seminario Mayor San Pedro Apóstol de la misma ciudad.

Ya sacerdote, obtuvo la Licenciatura en Teología Moral en la Academia Alfonsiana de la Pontificia Universidad Lateranense de Roma.

Fue ordenado sacerdote el 29 de octubre de 1972, incardinándose a la Arquidiócesis de Cali.

En el ejercicio de su ministerio presbiteral ha desempeñado los siguientes cargos: Vicario Parroquial de la Parroquia Santa Ana de Cali entre 1972-1974, Sacerdote de la Parroquia La Santa Infancia en Cali 1977-1984, Párroco de la Parroquia San Juan Bautista en Cali entre 1984-1986, Párroco de la Parroquia Inmaculado Corazón de María en Cali entre 1986-1992, Párroco en la Parroquia de Cristo Resucitado, desde 1992 hasta 1999.

Simultáneamente con estos oficios ha prestado también los siguientes servicios pastorales: Capellán del Colegio Sagrado Corazón entre 1977-1982, profesor de Teología Moral en el Seminario Mayor Arquidiocesano entre 1979-1988 y Auditor del Tribunal Eclesiástico Regional entre 1981-1984-

También fue miembro del Colegio de Consultores entre1983-1988, Arcipreste del Arciprestazgo Nº. 2 por tres períodos entre 1983-1984; 1986-1988; 1992-1994 y Miembro del Equipo de Formadores del Seminario Mayor Arquidiócesano entre 1984-1986).

Vicario Pastoral para la Zona Sur entre 1988-1990, Vicario Judicial Adjunto del Tribunal Eclesiástico Regional y Vicario Episcopal de la Zona Nº. 3, cargos que ha desempeñado desde 1992 hasta 1999.

El 19 de julio de 1999 su Santidad Juan Pablo II lo nombró Obispo Titular de Centenaria y Auxiliar de Cali, recibió su ordenación episcopal el 8 de septiembre de 1999 y el 3 de julio de 2007 Su Santidad Benedicto XVI lo nombró Obispo de la Diócesis de Apartadó.

También podría gustarte