‘Quiénes cierran calles para rumbas les caerá todo el peso de la ley’: Alcaldía

1.575

La más reciente ‘Covid-fiesta’ que se adelantó en el barrio El Pando, puso en alerta a las autoridades encargadas de la seguridad en Santa Marta, debido a que este tipo de eventos pone en riesgo la salud de los asistentes y sus familiares.

Y el vaso de agua se rebosó. Las autoridades encargadas de la seguridad en Santa Marta: Policía, Ejército, y Secretaría de Seguridad, ya no aguantan otro fin de semana con fiestas clandestinas. Por lo anterior, las instituciones antes mencionadas se reunieron y acordaron planes estratégicos para atacar de frente a los organizadores de este tipo de eventos. ´Sencillamente que quien viole las normas les caerá todo el peso de la Ley. Hemos insistido en las automedidas de protección, pero estas son desatendidas. Ahora viene el imperio de la Ley, quien la viole, deberá responderle a la justicia´, advirtió a administración de la ciudad.

TAMBIÉN PUEDE LEER Celebraron cipote ‘covi-fiesta’ en la ‘calle rumbera’ de El Pando

La más reciente y peligrosa rumba que se adelantó en el área urbana de la capital del Magdalena y que fue catalogada la ‘Covid-fiesta’, la protagonizaron más de 200 jóvenes en la noche del sábado en el barrio El Pando. El encuentro puso en alerta a las autoridades de Salud, debido a que la aglomeración que se evidenció a través de imágenes y videos, puede disparar en las próximas semanas el número de casos de Covid-19 en esta zona de la ciudad.

La excomandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel en retiro y actual Secretaria de Seguridad del Distrito, Sandra Vallejos Delgado, lideró una reunión con altos mandos de la institución policial y líderes comunales del barrio El Pando. En el encuentro acordaron planes para prevenir este tipo de rumbas que ponen en riesgo la salud de los residentes de ese sector y de las personas que llegan a “disfrutar” en medio de la pandemia del Covid-19.

 “No seremos permisivos con aquellos ciudadanos que incumplan las normas y pongan en riesgo la salud de los demás. Hacemos un llamado a los samarios a actuar con responsabilidad individual, el Covid-19 no se ha ido y salir adelante depende de todos”, fueron las expresiones de la funcionaria al término de la reunión.

El comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, el coronel Óscar Solarte, y la jefe de cartera de la Secretaria de Seguridad, Sandra Vallejos, rechazaron este hecho que protagonizaron los adolescentes, jóvenes y adultos que participaron de la llamada ‘Covid-fiesta’, donde se vieron saltando, ingiriendo licor, .

 “Es inaceptable lo ocurrido la noche anterior en las murallas del Pando, por ello seremos implacables en contra de los ciudadanos que cierren calles que lo único que hacen es ser foco de propagación del virus, con la Policía Metropolitana de Santa Marta ejerceremos mayores controles”, puntualizó Sandra Vallejos Delgado.

Así mismo, la Secretaria de Seguridad dejó claro que el propósito de la Alcaldesa Virna Johnson con las medidas adoptadas es salvaguardar la vida de propios y turistas, además de cortar la propagación del Covid-19. Por lo mencionado, no seguirán aceptando las llamadas ‘Calles Rumberas’, las cuales, según la funcionaria, sirven como focos de contagios.

DENUNCIA

La comunidad del barrio El Pando, tras el escándalo que se ha originado por la más reciente ‘Covid-fiesta’ que salió a la luz por medio de las redes sociales, denuncia que el sector está “solo” y ahora cualquier residente hace ‘lo que se da la gana’, afirmando que los uniformados de la Policía Metropolitana de Santa Marta prefieren no ingresar para evitar enfrentamientos.

 “La Policía antes no ingresaba al barrio porque enseguida la cogían a piedras, sin embargo, de vez en cuando lo hacían. Pero desde el 24 de diciembre, día en el que presuntamente asesinaron a un joven de por aquí, prefirieron no meterse más. Cuando uno los ve y les denuncia las fiestas, lo que dicen es que ‘se maten si se quieren matar”’, contó una residente del barrio El Pando.

OTRAS RUMBAS

Durante el pasado puente de ‘Reyes Magos’, la Policía Metropolitana de Santa Marta de manera articulada con la Secretaría de Seguridad, adelantó operativos de intervención en la zona céntrica y sur de la capital. En los procedimientos lograron cerrar establecimientos de expendio de licor donde de manera camuflada se realizaban fiestas.

La institución policial y la administración Distrital indicaron que al interior de un lugar, ubicado en la calle 9 entre carrera 5 y 4, se adelantaba una fiesta clandestina, donde reinaban las bebidas embriagantes y la música a todo volumen. Además, los hombres y mujeres que se encontraban allí disfrutando, violaban las medidas adoptadas por el Gobierno, como el distanciamiento social y los protocolos de bioseguridad.

“En los controles desarrollados, por parte de la Policía Nacional y funcionarios de la administración local, se logró intervenir una fiesta clandestina que se desarrollaba al interior de un establecimiento comercial ubicado en el centro histórico de la ciudad encontrándose aproximadamente 50 personas”, dijo el coronel Óscar Solarte, comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

Se conoció que el establecimiento de comercio infractor, fue objeto de la aplicación de la norma y la suspensión de la actividad económica, mientras que las personas que se encontraban en su interior fueron sancionadas por el incumplimiento en lo dispuesto en el decreto 322 dispuesto por la Alcaldía Distrital de Santa Marta por violar el toque de queda.

También podría gustarte