Samarios despiden hoy a su obispo Luis Adriano

240

En la ceremonia estarán presentes los señores Obispos de la Provincia, representantes del clero sacerdotal samario, miembros de la comunidad y familiares de monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval.

Por tradición católica, la Catedral Basílica de Santa Marta acogerá las cenizas de monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval, Obispo de la Diócesis samaria, donde reposarán definitivamente.

La celebración de la Eucaristía Exequial será presidida hoy por el Arzobispo Metropolitano de Barranquilla, monseñor Pablo Emiro Salas Anteliz. La ceremonia comenzará a las 9:00 de la mañana en la Catedral.

De acuerdo con la información suministrada por el vicario general de la Diócesis de Santa Marta, monseñor Dairo Navarro Escobar, en la ceremonia religiosa estarán presentes los señores Obispos de la Provincia; Francisco Antonio Ceballos Escobar, de la Diócesis de Riohacha;  Oscar Vélez Isaza, de  Valledupar, y de  El Banco, Magdalena, monseñor Luis Gabriel Ramírez, entre otros.

De igual forma, han confirmado su asistencia varios familiares de monseñor Piedrahita Sandoval, quienes ayer recibieron las cenizas del señor Obispo, las cuales reposaban en la capilla de la Casa Episcopal, para luego ser trasladadas a la Catedral Basílica.

Al concluir la Eucaristía Exequial,  las cenizas se van a colocar en una cripta al lado izquierdo del altar de la Catedral Basílica.

Monseñor Navarro Escobar explicó que la ceremonia se realizará bajo estrictas medidas de bioseguridad y en esta ocasión por ser la Catedral Basílica un templo amplio, la Alcaldía Distrital de Santa Marta, autorizo un aforo no superior a las 80 personas, teniendo en cuenta que asistirán sacerdotes que prestan sus servicios en la capital del Magdalena y municipios vecinos.

No obstante la ceremonia también será virtual para que muchas personas se conecten a través de las plataformas digitales, entre éstas las de la emisora Voces FM y la de los medios de comunicación como HOY DIARIO DEL MAGDALENA.

“Yo entrego un mensaje más que de tristeza, de esperanza y confianza en el Señor, todo esto va a pasar, hay un cántico que dice: ‘Nada te turbe, nada te espante. Quien a Dios tiene, nada le falta. Nada te turbe, nada te espante, solo Dios basta’. Esto pasará, esto no va hacer eterno, esto pasará, vamos a tener momentos de alegría, momentos  para sonreír, para darnos un abrazo, para hacer fiestas, porque el Señor nos ama a cada uno de nosotros, y recen mucho por el clero sacerdotal de Santa Marta y también nosotros rezaremos mucho por ustedes”, finalizó diciendo el vicario general de la Diócesis samaria, monseñor Dairo Navarro Escobar, al reiterar el gran legado que nos dejó monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval, quien hoy será despedido con honores religiosos en esta ciudad.

EL CLAMOR DEL CLERO SAMARIO

A pesar del gran vacío presencial que deja monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval, el sacerdocio samario, haciendo eco a su legado, invita a toda la comunidad a valorar su trabajo y orar por su eterno descanso.

Para el párroco de la Catedral Basílica, sacerdote  Isidro Castro Duque, la partida de monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval  ha sido muy dolorosa para la comunidad y muy especialmente para los sacerdotes, porque fue alguien muy cercano a sus vidas.

“Me tocó compartir con él muy de cerca toda la experiencia que él vivió  como Obispo aquí en la Diócesis y mi invitación a toda la comunidad y los samarios en general, es a valorar el trabajo que él realizó, a orar por su eterno descanso y una invitación muy especial a cuidarnos, ya sabemos lo letal que es ese virus”.

Agregó que “él tuvo la oportunidad de conocer a toda la Diócesis en el poco tiempo que duró como Obispo y nos dejó una enseñanza muy grande, amar mucho a nuestra Iglesia, a estar muy cercanos a la gente, pero en estos momentos que estamos viviendo debemos cuidarnos, hacer todo lo posible por cumplir los protocolos de bioseguridad y así estar menos expuestos al virus. De pronto muchas personas cuando no se ven tocadas muy de cerca por este virus no se cuidan suficientemente”.

Aprovechó la oportunidad para invitar a todos a participar de la Eucaristía Exequial que será semipresencial y virtual en memoria de monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval, a las 9:00 de la mañana en la Catedral Basílica de Santa Marta, agradecemos a HOY DIARIO DEL MAGDALENA por su compañía en la transmisión, a través de sus plataformas digitales.

Por su parte, el padre Misael Díaz Gómez, manifestó que “el señor Obispo, monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval, era realmente un gran padre y pastor, un hombre lleno de un celo pastoral, de un amor inquebrantable por la comunidad y los sacerdotes, un hombre que nació para servir, para donarse y entregarse plenamente, un hombre capaz de llegarle a todos por igual sin discriminación y con un sentido amplio de lo que es conjugar el amor de Cristo en su persona, brindándole a los demás lo que realmente tenía para dar. Ha partido a encontrarse con su amado Padre, a quien él anunció con alegría y gran gozo”.

Manifestó que deja un vacío, pero también deja una huella inquebrantable de Evangelización y un amor por todos los samarios, por todos los magdalenenses, por todas las personas que gozaron de esa ternura propia de un hombre hecho para amar y entregarse totalmente hasta vencer toda barrera y ser capaz de morir por amor a Cristo.

Entre tanto, el padre José Alfredo Ordóñez expresó de corazón: “Siervo has hecho lo mandado, recibe en herencia el reino preparado para ti, es la promesa de Jesús y en otro aparte dice: Él que coma mi carne y beba mi sangre, vive en mí y  yo lo resucitaré, no morirá para siempre. Monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval, queda en el altar de la Diócesis de Santa Marta como el siervo que ha hecho lo que tenía que hacer, pero también como el gran preparador de la carne y de la sangre de Cristo en cada Eucaristía celebrada donde se alimentó cada uno de los sacramentos entregados. Sus ministerios sacerdotal y episcopal se convierten en herramientas de salvación para su alma. Lo esencial es que Luis Adriano, Obispo, está con Dios, por eso solo acompañaremos con dignidad los restos de su cuerpo y recordando el pasaje del libro de Génesis, cuando decía: ‘Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás’. Quiero pedir a todos los fieles de Santa Marta, a todos los católicos de Colombia y el mundo que están  leyendo estas líneas, hacer una oración de gratitud a Dios por la vida de Luis Adriano, Obispo, y por los frutos de su Ministerio,  que sembró la semilla y da buen fruto. Despedimos al amigo de sonrisa amplia, el hombre cercano a los humildes, el misionero de todas las obras. Despedimos al hermano, al hermano mayor, así nos los insistía y al padre, al papá. Pedimos a la Virgen Santísima que  lo acoja como a uno de sus hijos predilectos y pedimos a Santa Marta, la amiga de Jesús,  que desde el cielo reciba en amistad a nuestro Obispo. Para todos ustedes, la bendición del cielo los proteja, les conceda el Señor buena salud y les aparte de sus vidas esta pandemia. Amén”.

Y finalmente el padre Jesús Orozco Pabón expresó: “Un gran amigo nuestro ha llegado al cielo, monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval está en el encuentro con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, en la Pascua Eterna”.

También podría gustarte