La mayor enciclopedia del mundo Wikipedia, cumple 20 años

35

“Wikipedia es el mayor bien público digital que nos ha dado internet”. La enciclopedia en línea gratuita, uno de los últimos “dinosaurios” del internet libertario y participativo, cumple 20 años con varios desafíos por delante.

Wikipedia es “un pequeño milagro” en un momento en el que triunfan las grandes empresas tecnológicas digitales y del internet comercial, señala el historiador Rémi Mathis, expresidente de la asociación Wikimedia Francia.

Creada, sin ánimo de lucro, el 15 de enero de 2001 por el estadounidense Jimmy Wales, la ambición de Wikipedia es reunir en una misma plataforma en línea el conocimiento del planeta gracias a millones de colaboradores voluntarios.

Su éxito fue inmediato. Se creó primero un sitio en inglés, pero pronto le siguieron otras lenguas, como el español, el alemán, el francés o el ruso.

En los próximos años, Wales espera que Wikipedia se extienda a los países en desarrollo. “Es realmente importante que los próximos mil millones de personas que lleguen a internet quieran contribuir”. El fundador, entrevistado por la AFP, sueña con una “institución que dure tanto tiempo  como la Universidad de Oxford”.

Wikipedia, el séptimo sitio web más visitado del mundo, tiene más de 55 millones de artículos publicados en 309 idiomas. El contenido de cada sitio es autónomo: no hay traducciones sino contribuciones originales, a veces completadas por robots a partir de datos públicos.

A diferencia de las enciclopedias tradicionales, escritas por expertos reconocidos, esta colección de conocimientos compilados por aficionados, a menudo anónimos, ha atraído innumerables críticas y la hostilidad de ciertos círculos académicos.

“Cuando sabemos más sobre cómo se controla Wikipedia, cómo se escriben los artículos y cómo comunica la comunidad, podemos considerar que hay un nivel general de fiabilidad que es importante”, matiza Lionel Barbe, profesor de la Universidad de París-Nanterre.

Pero existe un problema de diversidad en las fuentes y los temas tratados, debido a que la mayoría de contribuyentes son de países occidentales.

“Por razones comerciales de internet, es bueno que Wikipedia continúe”, dice Marie-Noëlle Doutreix. “Google ha promovido la visibilidad de Wikipedia, pero a cambio utiliza sus artículos en su motor de búsqueda y obtiene mucho tráfico gracias a esta enciclopedia”.

“Tampoco debemos creer que Wikipedia nos salvará de nuestros propios demonios. Sigue siendo una herramienta. Si te gusta la conspiración, dudo que sea Wikipedia la que te aleje de ella”, tempera Lionel Barbe.

En los próximos años Wikipedia se enfrenta a dos grandes retos: seguir animando para que haya cada vez más “enciclopedistas” y seguir moderando su propio contenido y sus debates internos. /AFP

También podría gustarte