Santa Marta tiene 117 mil trabajadores informales dice el DANE

En Santa Marta la informalidad es una problemática que no da tregua y la cual parece agudizarse con el pasar de los meses, sobre todo, en medio de la reactivación económica que se encuentra atravesando la ciudad de Bastidas, toda vez que, según informes del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, se han recuperado más empleos en la informalidad que en la formalidad.

El comportamiento del Mercado Laboral en Santa Marta según el más reciente boletín trimestral de ocupación laboral entregado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, no solo continúa evidenciando que la capital del Magdalena se mantiene como la tercera urbe con mayor tasa de informalidad con un 63,5 por ciento, sino que también, presenta las cifras que indican que de la población que se encuentra vinculada laboralmente, 117 mil lo hacen de esta forma, en la informalidad.

En este sentido, en comparación con el informe presentado por el instituto estadístico durante el pasado trimestre septiembre-noviembre del 2020, la tasa de informalidad disminuyó en un 0,5 por ciento para el actual trimestre comprendido entre septiembre y noviembre del 2020.

Del mismo modo, si se compara la tasa de informalidad del trimestre septiembre-noviembre de 2020, con el mismo periodo del año 2019, se evidencia una reducción importante en materia de informalidad, toda vez que de al menos 10 mil personas dejaron de ejercer laboralmente de esta forma.

Aunque en este indicador Santa Marta se ha mantenido entre los cinco primeros puestos con mayor informalidad desde hace varios meses; la llegada y la expansión del nuevo virus ocasionó la parálisis de muchos sectores económicos, entre esos la informalidad; no obstante, con la reactivación económica, el mercado laboral también ha ido recuperándose, pero parte de los nuevos empleos no están en el mercado formal, sino en el informal, así lo dejó entrever el más reciente informe del Dane.

El mencionado boletín entregado por el Dane, indica que en el Distrito para el periodo de análisis en cuestión hay 185 mil personas ocupadas de las cuales solo el 36 por ciento se encuentra laborando en condiciones de formalidad, es decir, alrededor de 68 mil samarios y residentes de la ciudad de Santa Marta.

Con respecto a la población económicamente inactiva, la cual comprende a todas las personas en edad de trabajar que no participan en la producción de bienes y servicios porque no necesitan, no pueden o no están interesadas en tener actividad remunerada, en Santa Marta se registran un total de 175 mil.

A NIVEL NACIONAL 

En el trimestre móvil septiembre – noviembre 2020, la proporción de ocupados informales en las 13 ciudades y áreas metropolitanas fue 47,7%, lo que representó un aumento de 1,5 puntos porcentuales respecto al mismo trimestre móvil de 2019 (46,2%). Para el total de las 23 ciudades y áreas metropolitanas la proporción de informalidad fue 48,7%, lo que significó un aumento de 1,5 puntos porcentuales respecto al mismo trimestre móvil de 2019 (47,2%).

En las 13 ciudades y áreas metropolitanas, la proporción de hombres ocupados que eran informales fue de 47,7%, lo que representó un aumento de 3,2 puntos porcentuales respecto al mismo trimestre móvil de 2019 (44,5%). Para las mujeres la proporción de informalidad se ubicó en 47,8%, mientras que en el mismo periodo del año anterior fue 48,2%.

Para el periodo de análisis, de las 23 ciudades y áreas metropolitanas, las que presentaron mayor proporción de informalidad fueron: Cúcuta A.M. (72,2%), Sincelejo (64,4%) y Santa Marta (63,5%). Las ciudades con menor proporción de informalidad fueron: Manizales A.M. (38,2%), Bogotá D.C. (41,9%) y Medellín A.M. (43,4%).

EL COMERCIO FORMAL PIDE SOLUCIONES 

Rosa Delia Rueda Caicedo, directora ejecutiva de la Unión Nacional de Comerciantes, Undeco Santa Marta, es una de las líderes gremiales que ha mostrado su preocupación frente a la creciente situación de informalidad en la ciudad.

 “La informalidad es una de las principales barreras del crecimiento económico, que reduce el recaudo fiscal, estimula la desprotección social, inhibe la innovación y la generación de empleo de calidad. También fomenta las bases de la competencia desleal y se apropia indebidamente del espacio público. De igual forma, genera problemas para el Estado e ilegalidad”, manifestó Rueda.

Frente a lo anterior, la líder gremial de esta ciudad agregó, “si bien es cierto que este fenómeno no es desde ahora, ha venido presentando una continuidad y una tendencia al aumento dada la actual coyuntura de la pandemia, que está llevando a que los índices de desempleo e informalidad se sigan incrementando, situación que nos tiene altamente preocupados, porque esto no terminará impactando solamente la economía, sino también en los temas de seguridad”.

La directora ejecutiva de Undeco Santa Marta expuso que, son el Centro Histórico y el Mercado Público los sectores en los que se encuentran los mayores índices de informalidad en esta zona del país. Ante esto Rueda Caicedo exigió que se adopten medidas para la solución de la problemática, misma que podría servir para ser replicada en otros sectores con tasas elevadas de informalidad y que muestran una desorganización que perjudican la imagen de la capital del Magdalena como destino turístico.

 “Estos son los epicentros en los que más está concentrado el trabajo informal, por ende reitero que las medidas que se adopten para el control en estos sectores, será el reflejo para los demás sectores y reiteró además que además de causar afectaciones económicas, muestra una desorganización que perjudica la imagen de la ciudad, pues bajo la popularmente llamada ‘Ley de Rebusque’ y apropiación del espacio público son una de las problemáticas más graves que genera niveles altos de comercio informal, generando una vulnerabilidad en materia de pobreza y afecta la competitividad del sector formal”, manifestó la líder gremial.

También podría gustarte