Por una moto mataron a venezolano a bala en Villa Betel

Cuando  todo parecía estar parcialmente tranquilo en las últimas horas del jueves en la capital del Magdalena, los sicarios volvieron a las calles a cometer sus fechorías, luego de  perpetrar la segunda acción criminal de este mes, dejando como saldo una persona muerta en el oriente de Santa Marta.

La víctima fue reportada por las autoridades como Anthony Enrique Chávez Rincón, un venezolano  de 19 años que residía en la ciudad desde hace tres años,  que dejó de existir en las instalaciones del Hospital Julio Méndez Barreneche, tras ser ingresado en delicado estado de salud con un impacto de bala a la altura de la cabeza.

Unidades de la Policía Metropolitana de Santa Marta, señalaron que la acción criminal se presentó en la calle 36 con carrera 70, en el barrio Villa Betel, sector 4 a eso de las 10:30 de la noche, momento en que la víctima mortal fue abordada por tres sujetos que se movilizaban a bordo de dos motocicletas, con quienes sostuvo una discusión al parecer por la compra de una moto.

Se supo además que en medio de la conversación, se presentó un intercambio de palabras fuertes, lo que produjo que uno de los sujetos sacara un arma de fuego y le propinó un balazo, dejándolo tendido en las polvorientas calles, al tiempo que intentaron burlar las autoridades para evitar responder por lo ocurrido.

Residentes de la zona donde los delincuentes perpetraron el crimen, auxiliaron a ‘Antony’ y lo trasladaron hasta la sala de urgencias del hospital Julio Méndez Barreneche, en donde los galenos de turno aunque trataron de reanimarlo y asistir debidamente a causa  de la herida mortal que presentaba, este murió minutos después de ser ingresado.

Tras el hecho de sangre, la Policía Magdalena conformó un grupo especial de investigadores, quienes llegaron hasta el sitio del hecho para adelantar las correspondientes pesquisas que permitan establecer los móviles del atentado y lograr determinar las identidades de los presuntos agresores que irrumpieron la tranquilidad de la localidad.

CAPTURA DE PRESUNTOS SICARIOS 

La oportuna reacción de la comunidad y de uniformados encargados de la vigilancia del sector, adscritos a la estación de Bastidas, permitió la captura de los dos sujetos señalados de ultimar con arma de fuego al venezolano. Los individuos, reportados como Jean Carlos Zúñiga Sevilla, de 24 años de edad y  Víctor Manuel Barros Giraldo, de 18 años de edad, fueron detenidos cuando intentaban escapar.

Los agentes encargados del procedimiento, lograron la captura del hombre en la carrera 32 con calle 26, cuando fueron alertados por la central de radio de comunicación sobre la presencia de los dos sujetos en la Troncal del Caribe, sentido Gaira – Santa Marta, a bordo de dos motocicletas Bóxer de color negra, los cuales minutos antes habían lesionado a ‘Antony’ de un balazo en la cabeza.

Las características brindadas por la central de radio, permitieron a los agentes realizar el cierre de la vía en la glorieta de La Piragua, logrando observar a los sujetos a bordo de una moto, a quienes se les hizo la señal de pare y estos omitieron. Por lo anterior, se inició una persecución por parte de las autoridades, logrando alcanzarlos y evidenciando que Barrios Giraldo se encontraba lesionado en la mano derecha y fue remitido a la clínica Bahía para ser valorado por los médicos en turno.

Los mencionados fueron notificados de sus derechos como persona capturada y posteriormente llevados hasta la URI de la Fiscalía, donde deberán responder por el delito de homicidio.

INSPECCIÓN JUDICIAL 

Seguidamente dieron aviso a funcionarios del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Sijín que llegaron hasta el sitio para acordonar la zona que se encontraba rodeada por gran cantidad de espectadores que salieron a conocer detalles de lo ocurrido. Al tiempo, se trasladaron hasta el centro asistencial para iniciar los actos urgentes y el levantamiento del cuerpo, el cual fue trasladado hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta capital.

El cuerpo permanece en la morgue tras ser sometido a la necropsia de rigor, a espera de ser reclamado por sus dolientes que le brindarán cristiana sepultura.

También podría gustarte