Mujer denuncia que su perro murió en la bodega de un avión

248

La dueña de Homero aseguró que le entregaron el cuerpo de su perro fallecido,  luego de que no lo dejaran viajar en la cabina.

María Fernanda Echeverry tomó un vuelo entre Puerto Asís y la ciudad de Cali operado por Easyfly el pasado 13 de enero, queriendo viajar con su mascota, sin embargo no fue posible.

“Yo me bajé con ganas de recibir a mi bebé y me encuentro con que está debajo de todas las maletas lleno de sangre. Le faltó el oxígeno, estaba morado con la lengua afuera. Fue una escena horrible”, aseguró.

 

La dueña del perro dijo que la aerolínea no le dio explicaciones inmediatas tras encontrar a su mascota muerta.

“Nunca me dieron la información adecuada o no me dijeron que no lo podían llevar. Cuando me lo entregaron muerto no me dieron explicaciones. Con mi veterinario le hicimos la autopsia y arrojó que murió por hipoxia”, dijo.

“Los único que me dicen al momento de viajar es que para ir en cabina debía tener un certificado médico que dijera que era mi acompañante porque tenía una discapacidad. Yo no tengo ninguna y me dijeron que iba a ir en bodega”, añadió.

La dueña del animal anunció acciones legales en contra de la aerolínea para, según ella, evitar que esto les ocurra a más mascotas.

“Esto no quedará impune para que esto no suceda con más animales, esto es inhumano. Esto no debe pasar más, cualquier persona sabe que un animalito necesita aire, ellos lo torturaron”, dijo.

COMUNICADO DE LA AEROLÍNEA

Easyfly emitió un comunicado de la situación donde lamentan lo sucedido y explican los hechos.

“El respeto y el cuidado de los animales es una prioridad para Easyfly. En el caso de Homero, no se presentó la documentación requerida para su transporte en la cabina, que incluye certificado médico de apoyo emocional y carnet de vacunas, en razón a lo cual la compañía ofreció a la pasajera, dueña de Homero, la opción de transportarlo en la bodega del avión en un guacal, como procede en estos casos, de acuerdo con la normatividad vigente. En este sentido y previa autorización de la dueña así se transportó”, indicaron.

Y agregaron que “como transportadores desconocemos las condiciones de salud con las que los animales abordan las aeronaves, así como las condiciones especiales físicas, emocionales, de temperatura o presión que el animal puede soportar durante el viaje, por lo que son sus dueños las personas idóneas para determinar si, previo cumplimiento de las normas aeronáuticas, los animales pueden o no viajar”.

Finalmente, desde la aerolínea expresaron las condolencias a la dueña de Homero y aseguraron que van a reforzar los protocolos de las preguntas para que los dueños puedan determinar si en el caso de un viaje en bodega, la raza y las condiciones del animal cumplen con lo necesario para el transporte de este.

También podría gustarte