Una colombiana terminó confeccionando el icónico vestido morado de Kamala Harris

195

Jessica Zuluaga relató que la confección de ese vestido representa el trabajo conjunto de varios talentos latinos.

En diálogo con La FM, Jessica Zuluaga, diseñadora de modas colombiana, cómo se produjo la oportunidad de participar en el proceso de confección del vestido que lució Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos, durante la ceremonia de posesión presidencial de Joe Biden.

La diseñadora bogotana explicó que el diseñador afrodescendiente Christopher John Rogers, se contactó con la fábrica de confecciones en donde ella labora para que se produjera el vestido que él diseño para la vicepresidenta Harris.

“Christopher John Rogers llegó a nosotros que somos una factoría de moda en Brooklin, Nueva York, la cual está conformada por un equipo de latinos, acá hay gente de Colombia, Honduras, Guatemala y otros países”.

Jessica Zuluaga manifestó que la decisión de Rogers llenó de orgullo a todos los integrantes de la fábrica, pues la confección del vestido representó un trabajo colectivo de latinos en la creación de una de las prendas que la actual vicepresidenta de Estados Unidos usó en uno de los días más importantes de su vida.

“El uso de este vestido y la confección es un ejemplo que prueba el deseo de este gobierno por apoyar a los inmigrantes, esto una unión entre diferentes personas y culturas”.

Por otra parte, Zuluaga explicó que los colores del vestido fueron elegidos por el diseñador Christopher John Rogers y estos representan la unión de entre los demócratas y republicanos.

“Este fue nuestro primer proyecto con Christopher John Rogers, pero seguramente vendrán más y estamos muy emocionados por ello”.

Jessica Zuluaga también relató que su llegada a esa fábrica de confecciones fue un golpe de fortuna en su vida, pues en ese lugar volvió a reencontrarse con el diseño. La bogotana también relató que la empresa donde labora es un ejemplo de empeño y resistencia, pues durante la pandemia la marca tuvo que enfrentar un momento muy difícil que la obligó a cambiar su línea de trabajo, para ese momento hubo que dedicarse a confeccionar batas médicas.

“Estuvimos cosiendo batas médicas, llegamos a hacer más de 100 mil batas para Nueva York, pero ahora la fábrica retoma temas relacionados con la moda y he tenido la suerte de seguir trabajando con ellos“. / LA FM.

También podría gustarte