Un año después la pandemia arrecia

71

Exactamente un año después de que China confinara a la ciudad de Wuhan, ahora aparentemente libre del coronavirus, la pandemia avanza en casi todo el mundo y desata protestas en Brasil.

Con un tránsito desenfrenado, el transporte público funcionando a pleno y los parques repletos, la ciudad china de 11 millones de habitantes donde surgió el virus da muestras de muy buena salud.  Pero en otras partes del mundo la pandemia arrecia.

Europa enfrenta una situación cada vez más grave con problemas de producción que afectan el suministro de las vacunas de AstraZeneca-Oxford y de Pfizer-BioNTech.

En Brasil, uno de los países más afectados por la pandemia, miles de personas protestaron el sábado contra el presidente Jair Bolsonaro en la capital, Brasilia, y en ciudades como Sao Paulo y Río de Janeiro, pidiendo la partida del mandatario y “Vacunación para todos”.

Científicos brasileños advirtieron que el país puede quedarse sin dosis de vacunas y equipos básicos como jeringas, justo cuando comienza su campaña de vacunación, y muchos de ellos culpan al gobierno

El primer ministro británico Boris Johnson dijo que una nueva cepa que surgió en el Reino Unido podría ser más mortal y más contagiosa que la que apareció en Wuhan hace un año.

“Además de propagarse más rápidamente, ahora también parece que hay alguna evidencia de que la nueva variante puede estar asociada con un mayor grado de mortalidad”, afirmó en conferencia de prensa.

Gran Bretaña informó de muertes récord por covid-19 (95.981 al viernes), el más alto de Europa, tras un aumento en los casos y hospitalizaciones desde que la variante se identificó por primera vez en septiembre.

En Estados Unidos, Biden dijo que el virus está creciendo. “Estamos en 400.000 muertos, pero se espera que superemos los 600.000”, alertó.

El covid-19 ya mató a más de 2,1 millones de personas en el mundo e infectó a más de 10 millones, en tanto causa enormes daños en la economía. En América Latina, por ejemplo, las exportaciones cayeron hasta los niveles de la crisis financiera global de 2008.

AstraZeneca dijo a la AFP que un “menor rendimiento” en uno de sus sitios de fabricación de vacunas está afectando las entregas en Europa.

Aunque los ministros de la Salud de Alemania y Francia intentaron tranquilizar al público sobre un suministro constante, otros países estaban menos dispuestos a admitir los atrasos.

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, calificó las demoras como “inaceptables” y dijo que su gobierno estaba considerando emprender acciones legales contra AstraZeneca.

Las entregas de dosis por Pfizer a los países del continente ya están retrasadas. La firma estadounidense intenta aumentar la capacidad de una de sus plantas, ubicada en Bélgica.

En una reunión con representantes de AstraZeneca, la Comisión de la UE “insistió en un calendario de entrega preciso sobre la base de qué estados miembros deberían planificar sus programas de vacunación”, tuiteó la comisionada de Salud, Stella Kyriakides.

Se espera que las autoridades de la UE den luz verde a esta vacuna, ya autorizada en Gran Bretaña, a finales de enero.

También podría gustarte