En el Centro Democrático deja un profundo vacío

82

Los precandidatos del Centro Democrático Carlos Holmes Trujillo e Iván Duque Márquez, acompañados del excandidato presidencial Óscar Iván Zuluaga. 

La muerte del ministro de la Defensa, Carlos Holmes Trujillo García, además de ser una baja sensible para el presidente Iván Duque, es sin duda alguna el golpe más duro que políticamente ha sufrido hasta el momento el Centro Democrático y la derecha colombiana, con miras a las elecciones presidenciales de 2022.

Trujillo García era la figura que había empezado a consolidarse como la opción más clara del uribismo para el año 2022 en busca de reemplazar en la Presidencia de la República a Iván Duque, de quien era uno de sus amigos más cercanos, como se evidenció en los últimos años.

Y es tal el vacío que dejó a esas toldas que el propio expresidente Uribe así lo expresó a los pocos minutos de haberse conocido el fallecimiento. “Parte el alma el fallecimiento del Ministro Carlos Holmes Trujillo, me deja en tremenda orfandad, su señorío, ecuanimidad, patriotismo, su amistad y compañía de todas las horas. Alba Lucía y familia querida, sin palabras”.

El ministro fue uno de los dirigentes de mayor confianza que ha estado con Uribe en los últimos 20 años. Le acompañó en sus gobierno como embajador, y en el momento crucial cuando Uribe empezó a conformar a su partido el Centro Democrático. Así lo demostró al haber aspirado en los procesos de selección de candidato presidencial que tuvo el uribismo en el 2014 y en el 2018. Primero cuando estuvo al lado de Óscar Iván Zuluaga como aspirante a la Vicepresidencia de la República en 2014 y en el 2018 llegó a último momento en la encuesta interna que se dio para la candidatura que ganó Iván Duque.

De ahí que su nombre estaba consolidado en un amplio sector del Centro Democrático, tanto en el ala del duquismo, es decir los congresistas que apoyaron al hoy mandatario en el 2018, como un grupo de los llamados pura sangre de la derecha. Aunque en los corrillos políticos se aseguraba que Uribe le apostaba a su hijo Tomás Uribe para la Presidencia en el 2022, lo cierto que es que veía con muy buenos ojos Trujillo, porque él representaba además ese discurso fuerte contra el terrorismo, lo que lideró en sus ocho años de mandato.

Trujillo era además el principal defensor del presidente Iván Duque. Su voz se levantó fuerte en los últimos meses cuando salió a hacerle frente a los críticos que atizaron el discurso contra el gobierno al responsabilizarlo de no tener una respuesta contundente frente a las matanzas, las muertes de líderes sociales y el deterioro en general de la seguridad.

El fallecido ministro además consolidó su imagen de liderazgo cuando el año pasado en el Congreso de la República salió airoso de dos mociones de censura que le adelantó la oposición, pero que se cayeron ante el apoyo de la mayoría de los partidos de gobierno e independientes. Trujillo logró, con altura y con un discurso político claro, enfrentar a líderes opositores como Gustavo Petro y Jorge Enrique Robledo, éste último quien fue uno de sus principales críticos.

Esa situación había ubicado a Carlos Holmes Trujillo entre los primeros en el partidor del uribismo en busca de la candidatura presidencial, por encima de eventuales precandidatos como las senadoras Paola Valencia y Paola Holguín, así como del exviceministro Rafael Nieto.

El vacío para el partido se evidenció en un sentido comunicado que se emitió, en el que se ratificó que era una de sus cartas presidenciales. “Nos aflige profundamente la muerte de nuestro dirigente, cofundador del partido, candidato a la Vicepresidencia de la República y amigo entrañable, Carlos Holmes Trujillo. Fue un hombre lleno de inquietudes intelectuales y de sensibilidad social, que dedicó toda su vida a servir a los demás. El Centro Democrático se nutrió institucionalmente y en lo programático con su conocimiento y experiencia. Su presencia fue determinante en la organización de partido en los certámenes electorales en los que hemos participado y en el fortalecimiento de nuestro diálogo e interacción con los colombianos de todas las regiones. Era, por mérito propio, una de nuestras principales opciones para 2022”, dice el pronunciamiento.

Hoy con el deceso de Trujillo, el nombre del excandidato presidencial Óscar Iván Zuluaga, se vuelve a abrir paso. Las razones son muchas, es un hombre de confianza del expresidente Uribe, interpreta el ideario de mano dura que traía desde el Ministerio de la Defensa Carlos Holmes Trujillo, pero es además un dirigente que aún tiene mucha ascendencia entre la dirigencia uribista del país.

La vicepresidente de la República, Marta Lucía Ramírez, de decidir dejar su cargo en marzo próximo para aspirar a la Presidencia de la República, también podría estar recogiendo algunos de esos sectores del uribismo que estaban con Trujillo García. Sin embargo en los próximos dos meses se conocerá que decisión tomará al respecto.

Murió Carlos Holmes Trujillo y con él el uribismo perdió a la figura que más proyección tenía para la derecha y el Centro Democrático siguieran en la Casa de Nariño desde el 7 de agosto de 2022./Colprensa. 

También podría gustarte