Denuncian campamento de “influencers” por violación de protocolos de bioseguridad en Santa Marta

Esta actividad habría sido programada por una agencia llamada ‘Manared’, que hizo la convocatoria a través de redes sociales.

Los habitantes de Santa Marta rechazan la realización de un campamento de influencers, que según varios vecinos de la zona donde se lleva a cabo el evento, fue instalado desde este lunes y sus asistentes han violado todos los protocolos de bioseguridad.

Esta actividad habría sido programada por una agencia llamada ‘Manared’, que hizo la convocatoria a través de redes sociales bajo el nombre Campamento 4.0, y que se desarrolla desde el pasado 25 de enero y finalizará el 31 del mismo mes.

«Hemos visto cómo los participantes de ese evento participan en las actividades de formación, entretenimiento y concursos, sin tapabocas, ni distanciamiento social, como lo exigen las autoridades en toda la ciudad», dijo uno de los habitantes.

Los hechos se conocieron tras el escándalo que se produjo tras la expulsión de una de las participantes por una pelea que se presentó en medio de uno de los concursos, sin embargo, en las redes sociales de la organización la implicada grabó un video donde pide disculpas y lamenta lo sucedido.

Por su parte los organizadores del evento quienes aseguraron que los participantes tienen pruebas vigentes de Covid-19, que fue el principal requisito para participar en la actividad.

 “Los participantes tienen pruebas Covid-19 con resultado negativo, el cual les exigimos tener quince días antes del evento. Además, tenemos constancia de los resultados de las 48 horas antes del evento y desmintió que no haya protocolos de bioseguridad”, explicó Leonella Mafioll, jefe de prensa de los organizadores del evento.

Los organizadores, además, aseguraron que el sitio escogido para la actividad tiene una capacidad de 120 personas y el grupo entre los participantes y el staff es de 50 personas.

Las autoridades por su parte investigan el sitio donde se desarrolla el Campamento 4.0, ya que no cuentan con permisos de la administración para hacer una inspección y determinar si se cumple o no con los protocolos de bioseguridad.

También podría gustarte