#ENVIDEO “Miremos el remedio que la Virgen nos trae”: Diócesis Samaria

173

Cumpliendo la tradición católica, los fieles devotos celebraron ayer el Día de Nuestra Señora de los Remedios, a quien también se le conoce como Nuestra Señora de la Candelaria en la región Caribe colombiana.

Santa Marta celebra como propia la fiesta de la Virgen María en la advocación de Nuestra Señora de los Remedios, la cual tuvo lugar ayer en la Catedral Basílica, desde las 8:00 de mañana.

Con una Solemne Eucaristía se honró a la Madre de Jesús. La ceremonia fue oficiada por el Administrador de la Diócesis samaria, padre Isidro de Jesús Castro Duque, quien también se desempeña como párroco de la Catedral Basílica.

El padre Castro Duque estuvo acompañado de varios sacerdotes de la ciudad, entre ellos, el sacerdote José Alfredo Ordóñez, quien hizo una interesante reflexión desde el punto de vista del Evangelio con lo que estamos viviendo hoy en el mundo.

En esta ceremonia se cumplieron todos los protocolos de bioseguridad ante la amenaza del Covid-19, al igual que se cumplió el aforo exigido para estas ceremonias religiosas, que no debe superar las 50 personas. Además de un grupo de feligreses, asistieron miembros de la Policía Nacional y del Ejército colombiano.

SIMBÓLICO 

Una de las características que posee la imagen de Nuestra Señora de los Remedios, es que porta un cirio encendido en una de sus manos y con la otra sostiene al Niño Jesús. Acogiendo este simbolismo, los fieles devotos encendieron un cirio para recibir la luz divina que los conduzcan por un buen camino.

“Te pedimos Señor que te dignes a recibir como ofrenda estos cirios que tu pueblo congregado ha de llevar para  la alabanza de tu nombre, y para que por el camino de las virtudes puedan alcanzar la luz prometida por Jesucristo Nuestro Señor. Amén”, expresó el sacerdote Isidro de Jesús Castro Duque.

Acto seguido se dio curso a la Eucaristía y con base en la reflexión del Santo Evangelio, el padre José Alfredo Ordóñez manifestó lo siguiente:

“El Evangelio nos narra cuando se cumplió el tiempo de la purificación en el Sagrado Templo. Hoy 2 de febrero (ayer) lo hacemos frente a Nuestra Señora de los Remedios, en su día, en medio de las angustias de los momentos que vivimos. Es una salida del túnel oscuro donde la pandemia nos ha metido. Hay que mirar que nos trae la Virgen en sus manos. 40 días después del Nacimiento de su Hijo, lo lleva a  presentar en el templo.  Es una misión de familia. María no va sola, la acompaña su esposo José. Por eso hoy podríamos decir que es el día de la purificación de José… Por eso, el llamado es a abrir las puertas de nuestras vidas para recibir al Señor. Es tiempo de vencer los miedos. Es tiempo de revestirse de Esperanza. Es tiempo de recibir el remedios que María trae en sus brazos”.

El padre Ordóñez continuó diciendo que: “Estamos llamados a confiar en Dios. No hay plazo que no se cumpla, volveremos a mostrar nuestras sonrisas. Pero, por lo pronto debemos ser responsables para no contagiarnos. Mientras la emergencia sanitaria exista, estamos llamados a usar el tapabocas o mascarillas. Estamos llamados a lavarnos las manos frecuentemente. No se desesperen. También a la pandemia se le cumple el plazo. Miremos el remedio que la Virgen nos trae para ser vencedores en este momento difícil. Puedes no tener lo que quieres, pero cuando Dios está en tu corazón tienes lo que necesitas. Y no necesitas muchas cosas. Para ser feliz tienes lo suficiente, la gracia de Dios, la familia, los amigos y todas las bendiciones que se multiplican día a día”.

También podría gustarte