Pastor se voló con millonaria suma de dinero de los fieles

6.539

No llegó Cristo y el pastor que anunció su llegada no les responde a los fieles.

En la miseria, sin dinero y con una desilusión enorme se declararon los seguidores de la iglesia cristiana de Berea en Sabanalarga, Atlántico , luego que Cristo no llegara por ellos como lo había prometido su pastor.

Según les había prometido el líder religioso, Jesús iba a descender de los cielos el pasado 28 de enero con el fin de llevarlos en una especie de arrebatamiento.

Además, les dijo que para poder ascender con el creador tenían que despojarse de lo material. Por eso, decenas de creyentes vendieron casas, muebles, ropa, electrodomésticos y joyas.

Afirman que el dinero fue entregado a Gabriel Alberto Ferrer, como fue identificado el religioso, quien se comunicaba con ellos a través de videos en redes sociales.

Pasado el 28 de enero la incertidumbre fue creciendo. Actualmente los creyentes se mostraron en shock por el fuerte impacto emocional que esto les ha causado.

Otros quedaron en la miseria, sin saber para dónde ir ni qué hacer de ahora en adelante ya que la promesa de irse a los cielos nunca se cumplió.

Lo que más preocupa es que el pastor Ferrer no volvió a darles la cara, no se ha comunicado con ellos por ningún medio. Mucho menos se habla de la devolución del dinero de los cristianos.

Autoridades aseguran que los creyentes ya realizaron un primer acercamiento con la Fiscalía General de la Nación para que el pastor responda por los daños causados, especialmente, por los económicos

Literalmente Gabriel Alberto Ferrer, se voló con el dinero que recaudó, tomó las de ´villadiego´, se fugó, cogió las de ´san quintín, es decir, se les voló y los tumbó. Así lo denunciaron los familiares de los feligreses que ayunaron durante varios días a la espera de que presentara el rapto por parte del Señor y darles una vida eterna.

Uno de los denunciantes fue el esposo de una de las mujeres que estuvo ayunando y quien a espaldas suyas vendió todas las cosas dejando al resto de la familia en la calle.

 “Yo no estaba aquí y cuando regreso me encuentro que mi mujer vendió todo porque iba a ser raptada por el Señor y eso nunca se presentó. Ahora estamos en la ruina, en la quiebra, sin nada. Estamos en la calle”, relató el hombre natural del corregimiento de Isabel López, jurisdicción de Sabanalarga.

 “La verdad es que el pastor Gabriel nos engañó, nos hizo vender todo porque nos íbamos a ir con el Señor, pero eso nunca pasó y ahora hemos quedado en la calle”, denunció una de las mujeres que hace parte de la congregación en el corregimiento de Isabel López.

Así como estas dos personas, otros familiares de los feligreses que vendieron sus pertenencias, han llegado hasta la casa del pastor Gabriel Ferrer en Barranquilla para que les devuelva el dinero, pero ahora no aparece. Todo parece indicar que se voló con la plata que recaudó.

 “El pastor de la iglesia no aparece. Su contacto con los feligreses era de manera virtual y por eso no se tiene conocimiento de su paradero”, dijo el Alcalde de Sabanalarga, Jorge Luis Manotas.

También podría gustarte