Fuertes medidas de seguridad para el Super Bowl

40

Efectivos de la Policía patrullarán las calles a caballo, y quien no tenga entrada para asistir al partido no podrá acercarse al estadio.

Más de medio millar de agentes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de EE.UU., además de fuerzas del FBI y de la Policía local velarán por la seguridad de la 55 edición del Super Bowl de la NFL, que se celebra este domingo en Tampa (costa oeste de Florida), sin que por el momento haya amenazas creíbles, informaron este jueves las autoridades.

Michael McPherson, jefe del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Tampa, dijo a los medios que hasta el momento no se han recibido amenazas por parte de extremistas locales o grupos terroristas que pongan en alarma a las fuerzas de seguridad, aunque recordó que “nuestra prioridad es la seguridad” de la gente.

Por su parte, la fiscal general del estado de Florida, Ashley Moody, advirtió hoy de un “posible aumento” de trata de personas con motivo del Super Bowl este domingo, por lo que pidió a las fuerzas del orden y la comunidad empresarial de esa zona que estén atentos.

“El gran juego está a la vuelta de la esquina y nos hemos estado preparando para un posible aumento de la trata de personas en el área de la Bahía de Tampa”, señaló Moody en un comunicado en el que pidió la colaboración ciudadana para “detectar y denunciar la trata de personas”.En una conferencia celebrada este miércoles, McPherson habló sobre las medidas de seguridad implementadas para la celebración de la final del fútbol americano y recordó que las fuerzas de seguridad “vigilan constantemente las amenazas que ocurren en el país”.

También podría gustarte