Al agua patos… los candidatos de la consulta del Centro 

180

Por Argemiro Piñeros Moreno 

Mucho ‘ruido’ político provocaron durante la semana que pasó los movimientos que se dieron entre los sectores que esperan formar parte de una gran coalición de centro que en el 2022 llegue con una opción real de poder ganar la Presidencia de la República a la derecha y a la izquierda.

La idea de esa coalición se empezó a gestar desde el año pasado y aunque en su momento se mencionaron muchos nombres,  con el paso de los días ya no serán tantos como se esperaba. Inicialmente se pensó que esa alianza permitiría definir incluso la estructura de ese eventual gobierno, que agruparía al centro, a la centro derecha y a la centro izquierda.

El propósito era definir tanto candidato presidencial como su fórmula vicepresidencial y hasta los titulares de los principales ministerios. Aunque en las primeras de arranque la idea sonaba muy interesante, con el paso de algunos meses las cosas empezaron a cambiar y sus posibles integrantes fueron tomando decisiones.

Fueron varias reuniones, muy en secreto, las que tuvieron dirigentes como Juan Manuel Galán, Sergio Fajardo, Rodolfo Hernández, Angélica Lozano, Roy Barreras, Jorge Enrique Robledo, Humberto de la Calle, Juan Fernando Cristo y Luis Fernando Velasco, entre los principales. Las primeras marcaron coincidencias, pero con el paso de los encuentros algunos se empezaron a desmarcar.

El primero en marginarse, porque consideró que era casi lo mismo de siempre, fue el exalcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández, quien habría considerado que al presentar su nombre como independiente podría tener mayor figuración que llegar a una coalición en donde están políticos que ya son ampliamente conocidos y muchos ya están desgastados.

Distanciado por gusto o marginado a la fuerza, según algunos sectores, fue el senador Roy Barreras, quien esta semana incluso en una carta a la Alianza Verde le pidió definir si iban a estar o no en esa gran coalición de centro, porque en su criterio ha sido esa colectividad la que ha demorado las decisiones de la coalición. Sin embargo, según aseguraron algunos de estos sectores, que Barreras “se salió solito”, porque llegó pidiendo ser el candidato presidencial.

Barreras, en su propósito de tener una coalición de centro real, invitó a 10 congresistas socialdemócratas a renunciar a sus partidos antes del 12 de febrero, con el  objetivo de construir un nuevo proyecto político. Según Barreras, es evidente la crisis por la que atraviesan los partidos en Colombia y por esta razón les pide “liberarse” de sus colectividades para  conformar  un nuevo Centro Político en  el país  que se diferencie de  “las arcaicas maquinarias que los atrapan”.

La carta de Roy Barreras fue dirigida al senador Temístocles Ortega (Cambio Radical), senador Roosevelt Rodríguez (Partido de la U),  senador Luis Fernando Velasco (Partido Liberal), senador Andrés Cristo (Partido Liberal), senador Jaime Durán (Partido Liberal), senador José Ritter López (Partido de la U), senador Germán Hoyos (Partido de la U),  senador Horacio José Serpa (Partido Liberal), senador Guillermo García Realpe (Partido Liberal), representante John Jairo Hoyos (Partido de la U) y al senador Rodrigo Lara, quien renunció a Cambio Radical.

Y aunque no se dio una respuesta única, la petición de Barreras fue rechazada por el senador Guillermo García, quien le respondió que “el liberalismo socialdemócrata no es un partido, es un grupo de trabajo que ha adelantado debates e iniciativas legislativas de interés nacional”.

Esa tendencia social demócrata es la que han venido moviendo algunos congresistas del Partido Liberal que se han distanciado de su director único, César Gaviria Trujillo, como también algunos que estiman que el Partido de la U ya no les identifica.  De ese sector que se busca configurar también espera hacer parte el senador Rodrigo Lara, quien lanzó esta semana su propia fundación política, Juntos, la cual espera ser activa en esa social democracia.

Para Lara “el centro es un paquete muy grande, esto es un centro de filosofía y de acción política, yo soy un actor político y queremos enriquecer el debate político y buscar consensos y puntos de encuentro en medio de un país que se polariza. Para aspirar a la Presidencia de la República, primero es necesario desarrollar una plataforma programática para representarla y si somos capaces de desarrollar una plataforma que llegue al corazón de los colombianos, pues vale la pena aspirar en representación de esas ideas”. Lara sin embargo hasta ahora y según ha dicho no ha participado en esa reuniones de este sector.

EL PRIMER PASO 

Ante los movimientos variados que se dieron este semana, el jueves pareció que se dio primer gran paso para crear la coalición de centro, bueno al menos de un grupo de dirigentes que se identifican en ese propósito. En una reunión entre el exnegociador de paz Humberto de la Calle, el excandidato presidencial Sergio Fajardo, el exministro Juan Fernando Cristo, el senador Jorge Robledo, el exsenador Juan Manuel Galán y la senadora Angélica Lozano, en representación de un sector de la Alianza Verde, dijeron que ya hubo acuerdo para llegar a unos principios ideológicos.

En una declaración muy particular, anunciada por mensaje de Twitter en sus diferentes cuentas, indicaron que “hoy (jueves) tuvimos nueva reunión en el propósito de construir amplia convergencia para la necesaria transformación de Colombia. Avanzamos en discusión de principios ideológicos que nos unen y seguiremos trabajando las próximas semanas. Cristo, De la Calle, Fajardo, Galán, Robledo, Partido Verde”.

Aunque Lozano señaló que habla en nombre de la Alianza Verde, sólo lo hizo por un sector. El representante Inti Asprilla, señaló que “Angélica Lozano es una parte del Partido Verde mas no es el Partido Verde. Por consiguiente ni es la dueña del partido, ni puede hablar a nombre de todos sus militantes”. Un sector grande de los verdes estará apoyando a Gustavo Petro y no se irá a la coalición de centro.

¿LLEGARÁN? 

La actual representante a la Cámara por la Alianza Verde, Juanita Goebertus, confía en que durante las semanas que vienen puedan llegar a la coalición la actual representante a la Cámara, Angela Robledo, quien acaba de renunciar a la Colombia Humana de Gustavo Petro y el exministro de Salud, Alejandro Gaviria. Si bien es cierto que ambos dirigentes han sido invitados a las reuniones, ninguno de ellos ha dado muestra de que quieran hacer parte de esa coalición, es decir que no se ven participando en esa eventual consulta interpartidista de centro.

 “A mi me ilusiona mucho esta coalición de la esperanza para 2022. Un proyecto colectivo, sin mesianismos. Con transparencia. Con experiencia demostrada. Sin autoritarismos. Con disposición a oír y cambiar de opinión. Ojalá lleguen pronto aquí Alejandro Gaviria y Angela María Robledo”, señaló la representante Goebertus, quien anunció que no volverá al Congreso de la República porque se dedicará a construir un proyecto político de centro.

La expectativa grande es por saber si el exministro Gaviria se decide a participar en la campaña presidencial, de hacerlo se sabe, espera trabajar con distintas tendencias sociales y no sólo por un sector político, aunque su base principal de apoyo sería el partido liberal.

LA FUERZA ELECTORAL 

Electoralmente hablando esta coalición tendría la mayor fuerza por el lado del excandidato Sergio Fajardo, sin embargo su peso electoral no es claro hoy porque una cosa fue en la primera vuelta del 2018 cuando sacó más de cuatro millones de votos, momento en que tenía el respaldo total de los verdes, un gran sector del Polo Democrático y del voto de opinión.

Una situación similar le pasa a Humberto de la Calle, quien este momento dependería más de un voto de opinión;  el exministro Juan Fernando Cristo está en la misma situación, en la actualidad su principal bandera política es su hermano Andrés Cristo, con poco menos de 70 mil votos. Un elector importante podría ser el senador Jorge Robledo, quien hoy ya se salió del Polo Democrático, pero en el 2018 con ese partido sacó 229 mil votos. De las filas liberales están los senadores Velasco y García, entre los dos sacaron 140 mil votos. Juan Manuel Galán, quien espera representar las banderas del Nuevo Liberalismo no tiene una base concreta de contarlo, esto porque en la actualidad no es congresista y tampoco se puede hablar que el millón de votos que sacó su hermano Carlos Fernando Galán en la campaña para la Alcaldía de Bogotá en 2019 sea su base.

Por ahora a la gran coalición de centro le falta mayores pasos en concreto, los principios ideológicos no es sólo la base que la fundamento, serán los intereses políticos los que finalmente definan su futuro./Colprensa

También podría gustarte