Origen del virus viene de un animal, pero no se sabe de qué se trata: expertos de la OMS

56

Varias hipótesis, pero ninguna certeza. Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de misión en China anunciaron este martes que no encontraron pruebas contundentes sobre el origen de una pandemia que sigue causando estragos en el mundo y nuevas restricciones.

El Reino Unido, el país más enlutado de Europa con casi 113.000 muertos, reforzó este martes sus restricciones para contener el virus y obligará a los viajeros que entren en su territorio a someterse a dos pruebas PCR durante los 10 días de cuarentena obligatoria.

Londres teme que las nuevas variantes del coronavirus resistan a las vacunas, que representan la única esperanza mundial para pasar la página de más de un año de muertes por covid-19 –2,3 millones de decesos por 106,4 millones de contagios desde diciembre de 2019– y confinamientos.

España, que superó este martes los tres millones de contagios, anunció también la prolongación hasta el 2 de marzo de las limitaciones impuestas a los vuelos procedentes del Reino Unido, Brasil y Sudáfrica, países donde se detectaron nuevas variantes.

Evitar nuevas epidemias similares era el objetivo de la misión de la OMS en China para desentrañar el origen del nuevo coronavirus, pero, más allá de descartar casi por completo que el virus se fugara de un laboratorio de Wuhan, no logró identificar el animal que pudo transmitirlo al hombre.

Una transmisión del coronavirus de un animal a otro y después al hombre es la hipótesis “más probable”, dijo en rueda de prensa Peter Ben Embarek, jefe de la delegación. Pero se necesitan “investigaciones más específicas”.

El experto apuntó también a una posible transmisión “a través del comercio de productos congelados”. “Sería interesante examinar si un animal salvaje congelado que fue infectado podría haber sido el vector potencial”, aseguró.

La transmisión a partir de un animal es probable, pero “no ha sido aún identificado”, dijo por su parte Liang Wannian, jefe del equipo de científicos chinos que trabajaron junto a los de la OMS en Wuhan, donde se registraron los primeros casos a fines de 2019.

La misión de la OMS tuvo dificultades para concretarse, ya que China era reticente a dejar entrar al país especialistas mundiales de diferentes disciplinas como la epidemiología pero también la zoología. /AFP

También podría gustarte