En el Magdalena se roban cada mes 54 gigavatios de energía reporta Air-e

353

La empresa comercializadora dijo ayer que fue detectado un nuevo presunto robo de energía en hotel de El Yucal. El equipo jurídico de la compañía trabaja en procesos penales en contra de los clientes que obtienen la energía en forma ilegal.

La empresa Air-e denuncio que en el Magdalena los usuarios inescrupulosos del servicio de energía se roban al mes 54 gigavatios lo cual le está originando un desequilibrio económico que en su conjunto sobrepasa los 60 mil millones de pesos cada 30 días.

Actualmente, 5 fincas bananeras a las que se les detectó conexión fraudulenta, varios comercios y usuarios particulares, suman  17 investigaciones penales por el robo de energía.

Air-e que opera el servicio de energía eléctrica en los departamentos de Atlántico, Magdalena y La Guajira, heredó del antiguo operador, Electricaribe, pérdidas mensuales del orden del 35% por hurto de energía. Esto implica que de cada 100 kilovatios que se compran a los generadores, se roban 35 y solo se puede facturar el 65% de la energía.

La empresa Air-e reportó que en los últimos días ha detectado conexiones irregulares en la energía eléctrica de locales comerciales de Santa Marta, los cuales han generado la pérdida por defraudación del servicio en más de $20 millones.

Un nuevo caso de conexión irregular se presentó en el barrio El Yucal donde un hotel con restaurante y locales se encontró con medidor manipulado en sellos y tapa principal. La defraudación supera los 15 millones de pesos.

Dentro de las acciones para controlar la manipulación de redes eléctricas y medidores en Santa Marta, la empresa Air-e ha detectado que algunos establecimientos comerciales reinciden en esta práctica ilegal.

De acuerdo con la compañía estos casos se han presentado en suministros comerciales como tiendas y un hotel, ubicados en diferentes sectores de la ciudad.

Según la gerente de Air-e en el Magdalena, Zohe Ditta Berdugo, al realizar las inspecciones técnicas se establece que existe la irregularidad y la empresa procede a normalizar la medida. Sin embargo, en visitas posteriores se ha encontrado que muchos establecimientos insisten en manipular las redes.

 “Avanzamos en procesos de revisión en diferentes sectores de Santa Marta y el departamento y hemos encontrado que el nivel de reincidencia en prácticas ilegales es alto”, dijo Zohe Ditta Berdugo.

REINCIDENTES 

En el seguimiento de los clientes con irregularidades, la empresa reportó que un suministro de uso comercial ubicado en la zona universitaria se encontró conectado ilegalmente a la red eléctrica el día 20 de enero de 2021 sin registro de facturación. La situación fue normalizada por el personal técnico de la compañía, no obstante, en seguimiento al predio ocho días después, se revisó nuevamente el 28 de enero encontrándose el medidor con sello de tapa principal manipulado.

De acuerdo con lo evidenciado en el consumo registrado, la pérdida por defraudación del servicio podría ascender a los seis millones de pesos aproximadamente.

Así mismo en el sector de la Urbanización Las Canarias 2, el 10 de diciembre del año inmediatamente anterior se intervino un equipo de medida en un predio donde funciona una rapitienda, encontrándose irregularidad en su funcionamiento. Posteriormente el día 26 de enero 2020 se encuentra un medidor electrónico manipulado, por lo cual se procedió nuevamente al cambio de medida. La pérdida económica estimada es del orden aproximado de los cuatro millones de pesos.

 “Estas malas prácticas constituyen un delito que está tipificado en el Código Penal como Defraudación de fluidos”, concluyó la Vocera de la empresa.

LAS FINCAS 

En el mes de enero, Air-e informó que en el Magdalena ya se han detectado 5 conexiones ilegales en fincas bananeras para la irrigación de sus cosechas, y lo peor con propietarios de predios reincidentes en este delito.

De acuerdo con cifras entregadas por la empresa en los departamentos de Atlántico, Magdalena y La Guajira, la compañía heredó del antiguo operador unas pérdidas mensuales del orden del 35% por hurto de energía.

Solo en Magdalena se roban 54 gigavatios de energía mensualmente; por su parte en el Atlántico se roban al mes alrededor de 125 gigavatios; y en La Guajira, 31.

YA HUBO SANCIONES A NIVEL NACIONAL 

A la fecha existen 17 investigaciones penales en marcha por manipulación de redes eléctricas, transformadores, medidores y hurto de cables.

La Empresa de Energía de Pereira S.A. E.S.P. que hace parte del grupo empresarial al cual pertenece también Air-e logró que un juzgado condenara a una banda delincuencial por Defraudación de Fluidos, incluyendo no solo a los autores materiales, sino también a los que participaron en la conducta punible como propietarios y/o administradores de los establecimientos comerciales incursos en este delito.

El artículo 256 del Código Penal tipifica el delito de Defraudación de Fluidos con una pena hasta por 6 años de prisión, pena que se puede agravar si se comete en concurso con otras conductas punibles al que mediante mecanismo clandestino o alteración de los sistemas de control o aparatos contadores se apropie de energía eléctrica, agua, gas natural, o señal de telecomunicaciones, en perjuicio ajeno.

Frente a esta problemática, de manera equivocada algunos piensan que solo en los estratos bajos o en sectores de alto nivel de pobreza se “pegan” a las redes y manipulan medidores para disfrutar de la energía gratis. Sin embargo, a diario se detectan casos en estratos altos, establecimientos comerciales e inclusive industriales, quienes con estas conductas también defraudan los valores a pagar por concepto de la contribución, recurso con el que se financian los subsidios de las familias con menores ingresos.

De acuerdo con cifras entregadas por la empresa Air-e que opera el servicio de energía eléctrica en los departamentos de Atlántico, Magdalena y La Guajira, la compañía heredó del antiguo operador unas pérdidas mensuales del orden del 35% por hurto de energía.

Esto implica que de cada 100 kilovatios que se compran a los generadores, se roban 35 y solo se puede facturar el 65% de la energía.

Para el caso de La Guajira recientemente Salinas de Manaure se le detectó una conexión ilegal y ha sido reincidente en reconectarse arbitrariamente. Igualmente, en varios establecimientos comerciales de Riohacha se han encontrado conexiones ilegales.

PIERDE HASTA $60 MIL MILLONES 

Con un total de 210 gigavatios de energía se podría mantener encendida a un millón de viviendas en el estrato 1 durante un mes.

Frente a las cifras, al mes la empresa pierde 60 mil millones de pesos por esta problemática, la cual no solo afecta a la compañía sino a la comunidad en general.

Con estos recursos que se pierden por el fraude se podría financiar la construcción de 2 megacolegios con capacidad para cerca de 3 mil estudiantes cada uno.

Cuando un “marañero” se sube a un poste o se contrata a una persona para hacer conexiones ilegales hay riesgos de todo tipo, desde la afectación del servicio a los que sí pagan, hasta un incendio o la muerte de una persona por operar las redes sin autorización.

Adicionalmente, contratar a terceros para cometer el delito de Defraudación de Fluidos implica que se estaría en curso de otros delitos como el Concierto para delinquir.

Por lo tanto, no solamente podría ser condenado el autor material, el determinador o autor intelectual, sino todos aquellos que participan en la conducta delictiva, tal como ocurrió en un sonado caso presentado en la ciudad de Pereira.

También podría gustarte