Demócratas acusan a Trump de incitar insurrección y violencia

41

Donald Trump incitó a la insurrección y se regocijó con la violencia perpetrada por sus simpatizantes en el Capitolio, que fue la culminación de meses de estrategia para desacreditar el proceso electoral, argumentaron los demócratas en su rol como fiscales del juicio político contra el exmandatario de Estados Unidos.

Después de atizar a sus partidarios afirmando que las elecciones fueron robadas, Trump “renunció a su rol de comandante en jefe y se convirtió en el incitador en jefe de una peligrosa insurrección” el 6 de enero, afirmó el legislador demócrata Jamie Raskin, que actúa como líder de los fiscales en el proceso en el Senado.

Los demócratas deben convencer a 17 senadores republicanos de que el exmandatario es culpable del cargo de incitación a la insurrección, si quieren reunir la mayoría necesaria para condenarlo, algo que por el momento parece improbable.

Raskin afirmó que la “evidencia va a demostrar que él sabía lo que iba a ocurrir y que no estaba para nada sorprendido por la violencia”.

“Cuando de una forma inexorable e inevitable estalló la violencia, que sumió en el caos este órgano y la Cámara de Representantes, nosotros les vamos a demostrar que entonces él abdicó totalmente a sus deberes”, indicó el legislador demócrata.

“Él se regocijó en esto y no hizo nada para ayudarnos como comandante en jefe”, afirmó Raskin.

Antes de la toma del Capitolio, Trump se dirigió a sus seguidores cerca de la Casa Blanca y les dijo que las elecciones de noviembre fueron “robadas”, además los incitó a “luchar como el demonio”. Entonces, la multitud irrumpió en el Congreso para perturbar el proceso de certificación de las elecciones.

El objetivo del juicio en el Senado es declarar culpable a Trump para después organizar otra votación para inhabilitarlo políticamente.

Pero este escenario parece improbable, si se analiza el resultado del voto del martes para dirimir la constitucionalidad del juicio, en el cual sólo seis republicanos votaron con los demócratas. /AFP

También podría gustarte