Dimar formula cargos a tripulación de buque fondeado en la Bahía

367

El pasado  4 de febrero se completó un mes luego de que el Nissi Commander I, proveniente de República Dominicana, fondeara de manera accidental en Santa Marta. Su destino era Barranquilla, pero la falta de comida y las condiciones mecánicas los obligó a desviar.

Tras esta situación, la Dirección General Marítima, a través de la Capitanía de Puerto de Santa Marta, advirtió sobre la apertura de una investigación, por el posible incumplimiento de las normas de Marina Mercante, o de reglamentos que rigen la actividad marítima.

Recientemente, la capitanía de Puerto de Santa Marta, en cabeza del capitán Ibis Luna, informó que el pasado sábado se formularon cargos  contra el capitán, el armador y el agente marítimo del buque “Nissi Commander I”, de bandera de Mongolia

Luna no especificó los detalles sobre la naturaleza de los cargos formulados, cerciorando que “es una investigación que se está en curso y debe seguir un debido proceso”.

Sin embargo, el capitán, explicó que se están surtiendo los trámites administrativos para que los 14 marinos que permanecen en cubierta puedan continuar la ruta y el buque zarpe de Santa Marta sin ningún impedimento.

“Se están solucionando unos problemas administrativos y hasta que no se den no tendría una fecha exacta, tan pronto se solucionen los trámites administrativos deberán zarpar a más tardar 1 día o dos días”, aseguró el Capitán.

Cabe resaltar que, al interior de la embarcación los 14 marineros denunciaron que fueron abandonados por su armador desde que se reunieron con él en la Bahía de Santa Marta y se encontraban sin insumos.

Al respecto, Luna precisó que, “el armador dejó de pagarles unos salarios que les debe al parecer desde el mes de octubre y por eso se declaró el abandono por parte del armador, pero ha estado al tanto y tratando de ponerse al día con el salario de la tripulación”, afirmó Luna.

Por otra parte, teniendo en cuenta que en el buque, mediante vídeos y fotografías, se había evidenciado la insalubridad que se está presentando en la embarcación, debido a que por falta de agua y luz los marineros no pueden tener el lugar limpio desde hace un mes y las plagas ya hacen presencia generando más suciedad, por lo que la sed, el hambre y el Covid-19 amenaza con atacarlos.

Por ello, nació la preocupación de que el buque se convirtiera en un foco de contagios de coronavirus, debido a que no se les había realizado la prueba PCR para detectar el virus en su cuerpo.

El capitán Ibis Luna, señaló que “se hizo valoración de la población y el lunes se le hicieron las pruebas PCR para descartar que alguno se haya contagiado de Covid-19, actualmente ninguno tiene síntomas, pero se tomaron por precaución”, concluyó el capitán.

También podría gustarte