Por ahora, conservatismo no acompañaría a Duque en la reforma tributaria

34

A poco más de un mes para que se reinicien las sesiones ordinarias del Congreso de la República, el ministro del Interior, Diego Palacios, ya empezó a presentar a las diferentes bancadas de la coalición de gobierno la agenda de proyectos de ley que llevará la administración Duque.

La agenda, que entre proyectos que vienen de la legislatura pasada y la que inicia, tiene más de 40 proyectos, tiene como principal referente por ahora la reforma tributaria, o que en concepto del gobierno se denominará la reforma fiscal y social de la reactivación.

Por el momento Palacios ya ha tenido los encuentros con el principal partido de gobierno, Centro Democrático, como también el Partido de la U y el presidente del Partido Mira, Carlos Guevara.

Sin embargo, la reunión con uno de los principales socios del gobierno, el Partido Conservador, tan sólo se dará esta semana debido a algunos aplazamientos. Aunque el conservatismo ha acompañado de lleno al presidente Duque en las dos reformas tributarias anteriores, por ahora el mensaje es que no se la votarán.

En tal sentido el presidente del Partido Conservador, Ómar Yepes Alzate, sostuvo que “reducir la evasión, la elusión y el contrabando ayudaría sensiblemente a engrosar las finanzas del Estado. Y no se diga, disminuir el tamaño del Estado y reorientar y priorizar el gasto público. Esa sería una buena forma de obtener recursos sin mortificar al ciudadano”.

Indicó además el jefe político que “en materia tributaria la convención del partido dispuso que el partido no debería comprometerse en la reforma tributaria en los actuales momentos de recesión en que se encuentra el país, porque al imponer gravámenes a los que existen no parecería prudente en vista de la situación crítica que se vive”.

Yepes sostiene que si bien se requieren más ingresos para el Estado para pagar la deuda que ha crecido, el partido tendrá que estudiar en su momento la propuesta que presente el partido.

Incluso discrepó de la forma como se desea presentar la reforma tributaria, “las cosas hay que llamarlas por su nombre, no tratar de colocarle un disfraz al rostro para tratar de suavizar un poco las cosas, eso es una reforma tributaria para recoger dinero y tratar de aliviar la deuda del país”.

El viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, sostuvo éste miércoles que la reforma no tocará el bolsillo de los estratos menos favorecidos por lo que será una reforma social y fiscal. /COLPRENSA

También podría gustarte