Caterine Ibargüen: Del retiro a la cima del Olimpo

90

El próximo verano podríamos estar viendo el último salto de Caterine Ibargüen, tras 25 años de carrera deportiva.

El 12 de febrero de 1984, en Apartadó, Colombia, nació una niña llamada Caterine Ibargüen, a quien el destino le tenía preparado un camino poco sencillo, pero lleno de éxitos.

Nacida en una década llena de retos para su país, su infancia la vivió a un lado de su abuela, y a los 12 años, tras ser detectada por la liga de atletismo de la región de Antioquía, se fue a Medellín donde comenzó en forma su carrera deportiva.

Atenas 2004 fue el primer gran reto. Ibargüen, quien había ganado medallas en salto triple, salto de altura y triple salto a nivel regional, compitió en Atenas, en salto de altura y aunque no consiguió posicionarse entre las mejores.

Beijing 2008 se convirtió en la obsesión de Ibargüen, iba a llegar como favorita en las 3 pruebas que competía, lamentablemente en ninguna pudo clasificarse.

Pensando en el retiro viajó a Puerto Rico para estudiar enfermería, carrera que culminó en 2013. Fue precisamente ahí donde Ubaldo Duany la convenció de olvidar la idea del retiro para convertirla en campeona mundial en una prueba que no “era” su fuerte, el triple salto.

La primera meta, saltar 14 metros, una locura para muchos pero no imposible para la dupla Duany e Ibargüen, a partir de ahí, vinieron los éxitos.

En Daegu 2011 llegó el bronce mundial, con un salto de 14.84 metros.Los Juegos Olímpicos de Londres la catapultaron al éxito, consiguió la medalla de plata en el triple salto con 14.80 metros, ingresando a los libros del Olimpo.

Caterine Ibargüen lo ganó todo a partir de Londres 2012. Dos títulos Mundiales en Moscú 2013 y Pekín 2015; Campeona Centroamericana y Panamericana.

Río 2016 se convirtió en la cumbre de sus éxitos, por lo que había regresado al deporte y en lo que había soñado desde 12 años atrás en Atenas, la medalla de oro en los Juegos Olímpicos.

Aquella noche invernal brasileña del 14 de agosto de 2016, Caterine logró un salto de 15.17 metros en la cuarta ronda, superando a la venezolana Yulimar Rojas.

Tras subir a lo más alto del podio, Ibargüen se convirtió en la primera atleta colombiana en conseguir un título olímpico en atletismo, cumpliendo así, uno de sus más grandes sueños. Tokyo 2020 marcará el retiro de la más grande atleta que ha dado el deporte colombiano.

 

También podría gustarte