Así será el regreso a clases en colegios oficiales de Bogotá a partir del lunes

77

Este lunes comenzará la reapertura gradual, progresiva y segura de los colegios públicos de la ciudad de Bogotá. Aunque a la fecha 138 instituciones oficiales de la ciudad están habilitadas para regresar en semipresencialidad, no todas volverán este 15 de febrero.

Según explicó la Secretaría de Educación de la capital, este lunes regresarán los colegios oficiales que ya tienen experiencia en la alternancia, es decir, aquellos que adelantaron pilotos de regreso gradual en 2020. Estos serían ocho colegios, entre ellos, el Débora Arango, de la localidad de Bosa; el Enrique Olaya, en la localidad de Rafael Uribe, y el José Félix Restrepo, en San Cristóbal.

En una segunda etapa, a partir del primero de marzo regresarán los colegios públicos que hayan sido habilitados a corte del 31 de diciembre del 2020.

A partir del 15 de marzo, volverán todos aquellos colegios que hayan presentado sus protocolos y hayan sido habilitados para la alternancia hasta el 5 de febrero del 2021.

El siguiente grupo de colegios regresará el 5 de abril y serán todas aquellas instituciones que adelanten su proceso de habilitación a corte del 19 de febrero.

Por último, el 12 de abril volverán en alternancia todos los colegios oficiales que realicen sus procesos de habilitación con posterioridad al 19 de febrero.

La meta será entonces que entre el 15 de febrero y el 12 de abril, los 400 colegios públicos de la capital regresen a las aulas en alternancia.

La Secretaría de Educación estableció el 10 de marzo de 2021 como fecha límite para que los colegios oficiales registren sus protocolos y comiencen el proceso de habilitación para la alternancia.

En este regreso gradual, que comenzará en la ciudad tras casi un año desde que se suspendieron las clases presenciales, se dará prioridad a los grados de prejardín, jardín y transición. Esto debido a que son poblaciones con menor riesgo frente al covid-19 y debido a que requieren de espacios de socialización para su desarrollo cognitivo y socioemocional.

Posterior al regreso de los más pequeños, se procederá al retorno progresivo de los grados de primaria, secundaria y media.

Para el desarrollo de la alternancia, la Secretaría estipuló que se deben conformar grupos de estudiantes con el fin de controlar las interacciones y de reducir las rotaciones. Se debe además establecer una jornada fija que puede ir aumentando de manera gradual.

Las instituciones también deben priorizar, en la medida de lo posible, las actividades al aire libre y deben promover en toda la comunidad educativa el lavado constante de manos, el distanciamiento físico y el uso de tapabocas que ajuste completamente y cubra nariz y boca.

Los colegios deben contar además con ventilación abundante y permanente que permita disminuir las posibilidades de contagio.

El aforo para la alternancia dependerá de la capacidad y de las condiciones de cada uno de los espacios de la institución educativa. Así, el número de estudiantes por jornada dependerá del espacio de cada colegio de forma tal que se pueda mantener el distanciamiento requerido.

El regreso a clases en alternancia será una decisión voluntaria de los padres. Por eso, las familias que no deseen enviar a sus hijos al colegio deben contar con herramientas que permitan que el proceso educativo continúe en los hogares.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte