Así funcionó el VacunaGate en Perú que salpicó al expresidente Vizcarra

93

En Perú se desató todo un escándalo de corrupción llamado VacunaGate, alrededor de la vacunación contra la covid-19, donde altos funcionarios del Gobierno aprovecharon el poder para saltarse la fila y vacunarse contra el coronavirus, entre ellos el entonces presidente Martín Vizcarra, su esposa y su hermano.

Carlos Paredes, el periodista que destapó esta maraña de corrupción, entregó detalles en La FM sobre cómo operó esta red que se aprovechó del ensayo clínico a 12.000 voluntarios que hizo Sinopharm en ese país con la vacuna china.

“Poderosos sin escrúpulos y sin ningún tipo de consideración por el pueblo, donde hay 100.000 muertos, se saltaron la fila, a espaldas de todo el mundo y se vacunaron primero; ni siquiera con la vacuna registrada sino con la candidata a vacuna que llegó a Perú con Sinopharm para hacer el ensayo clínico”, explicó.

Según la investigación de Paredes, desde el hoy expresidente Vizcarra hasta otros ministros, a los que ya esto les costó la cabeza, se aseguraron una dotación de candidatas a vacunas anticovid que llegó para el personal asistencial y los médicos que participaban del ensayo clínico.

Se trataba de un ensayo a 12.000 voluntarios con 24.000 dosis, donde se aplicaban a la mitad de personas el placebo y a las otras la candidata a vacuna, sin que tengan conocimiento de ello, precisamente genera suspicacia que a Vizcarra, su esposa y su hermano se les aplicó la vacuna china y no el placebo.

“Lo que hizo el presidente es lo que hacen los politicazos desconsiderados, llamar al médico de la universidad Cayetano Heredia y pedirle que los vacune a él, su esposa y hermano, escondiendo la verdad, y lo más indignante ha salido a decir que era un valiente voluntario que quiso exponerse y que no lo dijo para no perturbar el ensayo clínico”, señaló el periodista de investigación.

Para él esto claramente es una mentira del exmandatario, pues si fuera un simple voluntario más tenía que haberse inscrito en una plataforma virtual que se abrió para ello, y esto no lo hizo. “Era un ensayo clínico, que coincidencia que le tocó a él la vacuna con su esposa y su hermano. El señor no tiene la cartilla de voluntario, una constancia que le dan a estas personas que participan, además cada voluntario tiene un reporte diario del médico que se le asigna y una serie de comunicaciones entre voluntarios. Nada de eso tiene Vizcarra”, agregó.

 A esto además se suma que hubo una presunta corrupción en la adquisición de estas vacunas chinas, pues mientras las de Pfizer y otros laboratorios costaban entre 9 y 12 dólares, Perú le pago a Sinopharm por la vacuna china 40 dólares. “Compramos una vacuna a sobre precio, pagamos cuatro veces más a los chinos el precio de lo que es una vacuna Pfizer”, subrayó.

Fuente: Sistema Integrado Digital

 

También podría gustarte