Ser más región

1

A la Región Caribe, ese rico como hermoso, grande, inconmensurable e importante territorio nuestro, debemos llevarlo presente siempre en nuestro sentir, pensar, mejor hacer y pertenecer; y en la misma o superior medida reafirmarnos en el propósito cierto de seguir haciendo de ella la mejor región del país, en lo que interesa y se impone servirle bien en sus objetivos y reales como mejores propósitos. Sembrar en ella lo que superiormente pueda significarnos en sus derroteros principales, camino a cosechar de ella sus mejores frutos.

Tenemos que ser para el Caribe inmenso semilla antes que fruto. Sembrar juntos y cosechar todos. Ser como sus ciudadanos, válido instrumento en la gran faena por hacer que mucho necesita y reclama de todos y cada uno. Hacer de ella tierra donde el desarrollo social y humano sea, como también propicio crecimiento económico, progreso mancomunado y la integral prosperidad. Potenciarnos en industria, comercio, desarrollo agropecuario, ambiente y demás otros avances como columna vertebral. Trabajar en equipo, formular y hacer desde nuestra realidad, el mejor y más ambicioso quehacer en compendio de un verdadero desarrollo.

Es ir tras el emprendimiento, que según Peter Drucker, es maximizar las oportunidades, es decir, la efectividad y no la eficiencia es la esencia del trabajo”; y, la innovación, que la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), nos indica como la introducción de un nuevo, o significativamente mejorado, producto (bien o servicio), de un proceso, de un método de comercialización o de un nuevo método organizativo, en las prácticas internas de la organización; sin duda factores indispensables para hacer de la Región Caribe un ejemplo a todos los niveles en los conciertos departamental y nacional.

De ahí que tengamos de manera inaplazable y sin dilación alguna, propugnar por que haya una muy importante relación entre sus municipios y departamentos, extender bondades, potenciar fortalezas, auscultar oportunidades, y de consuno superar debilidades y constreñir amenazas. Una región en la que sus gobernantes todos, sin excepción, tengan siempre la mano extendida, dialoguen, se oigan y escuchen. Mandatarios dispuestos a escribir para la región de manera permanente y continua una nueva historia, pensar siempre en integración regional, entender que ella, la integración regional, es un proceso multidimensional cuyas expresiones incluyen iniciativas de coordinación, cooperación, convergencia e integración profunda, y cuyo alcance abarca no solo las temáticas económicas y comerciales, sino también las políticas, sociales, culturales y ambientales; aspectos todos que nos impulsará a niveles insospechados de progreso; esto es, adelantamiento, escalada, perfeccionamiento, ascenso, mejora, avance y consecuente vanguardia. [email protected] *Jurista

 

También podría gustarte