El rifirrafe en redes sociales entre Álvaro Uribe y Vivanco

22

 Luego de conocerse que la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) estableció que para el mandato del expresidente Álvaro Uribe Vélez, se registraron más de 6.000 “falsos positivos” en el país, se desató un fuerte enfrentamiento en redes sociales. 

Sus protagonistas fueron el exsenador y el director de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, quienes a través de sus cuentas de Twitter expresaron sus argumentos sobre esa practica que se desarrolló, según la JEP, entre 2002 y 2008.

Vivanco empezó asegurando que Uribe “distorsionaba” la historia de los “falsos positivos” porque, según él, el expresidente dice que “nunca se ofrecieron recompensas a integrantes de Fuerzas Armadas, mucho menos por bajas en combate”, no obstante, el delegado internacional cuestionó dicha afirmación asegurando que es falso dado que “hubo directivas que otorgaban recompensas y hay evidencias claras de estos pagos”.

El presidente de Human también expuso que Uribe dijo que en su gobierno se priorizaron las desmovilizaciones sobre las capturas y estas sobre las bajas, lo que tildó de engañoso, debido a que esa norma fue aprobada en 2007, cuando ya habían ocurrido más de mil falsos positivos en su gobierno.

Siguiendo en la misma línea, Vivanco dijo que Uribe argumentó que en su gobierno se estableció que los levantamientos de cadáveres debían ser realizados por CTI de la Fiscalía, y para el delegado esa afirmación es engañosa, porque esa norma se dictó en 2006 cuando ya habían ocurrido al menos cerca de 500 falsos positivos en su gobierno.

De acuerdo con Vivanco, Uribe también dijo que los falsos positivos no nacieron durante su gobierno, sin embargo, también le aclaró esa afirmación. “Nadie afirma que nacieron durante su gobierno. Sabemos que existen desde los 80s.

VIVANCO, DIGA LA VERDAD 

Los señalamientos de Vivanco parecían quedar en una opinión personal puesta en su red social, sin embargo, el exsenador a través del mismo canal le respondió con la misma entrada en sus trinos “Sr. Vivanco diga la verdad”.

Inicialmente, el exsenador dijo que en 2006 se hizo un acuerdo con la Fiscalía para que asumiera la investigación sobre las bajas dadas en combate, también aseguró que en 2003 le ordenó a las Fuerzas Militares no mover cuerpos dados de baja hasta que Fiscalía hiciera levantamiento, sumado a que autorizó el pago por información a civiles, no a militares.

El exsenador reiteró que desde el comienzo de su gobierno, cuando se lanzó la Seguridad Democrática, la entonces ministra de defensa Martha Lucía Ramírez, ordenó darle prioridad a las desmovilizaciones por lo que se registraron 53 mil bajo su mandato, sumado 36.363 capturas y 13.992 bajas en combate.

Uribe continuó asegurando que durante sus primeros años de mandato Ramírez adoptó la formulación de la Seguridad Democrática, con énfasis en Derechos Humanos y transparencia, y culminó su intervención asegurando que Vivanco “es un militante de FARC no debería dar apariencia de defensor de DDHH”.

CIFRAS SESGADAS 

El expresidente Álvaro Uribe Vélez cuestionó en las cifras entregadas por la Jurisdicción Especial para la Paz sobre falsos positivos, la cual aseguró que entre 2002 y 2008 cuando este era presidente de la República ocurrieron 6.402 casos de ejecuciones extrajudiciales, una cifra que triplica las que hasta ahora eran conocidas.

El exmandatario calificó estas cifras de sesgadas porque a su juicio pertenecen a ONG’s que están en su contra. “Es una declaración sesgada y además uno se desconcierta mucho al ver la diferencia de cifras. La Fiscalía hablaba de 2.000 falsos positivos, la Memoria Histórica otra cifra y ahora sale la JEP con más de 6.000; y uno lee el informe de la JEP y lo sustenta con ONG’s muchas de ellas, declaradas enemigas ideológicas de mi Gobierno”.

Según el líder del Centro Democrático, la JEP quiere con este informe cambiar la percepción que tienen los colombianos que durante su Gobierno la seguridad mejoró en todo el país. “La JEP está buscando mostrar que no hubo seguridad sino una sistemática acción de violación de derechos humanos”.

Recalcó que durante su Gobierno se desmovilizaron 53.000 personas y hubo 13.900 bajas, “si 6.000 fueran falsos positivos, el país no habría mejorado la seguridad sino que habría aumentado el caos (…) Tuve cinco ministros de Defensa (entre ellos Juan Manuel Santos) y ninguno ha sido de mi círculo de amigos personales”.

El exsenador dijo que le extraña ese aumento de casos de falsos positivos citando esas fuentes, que han estado en contra de su Gobierno y ya lo han acusado de otras víctimas.

“Si a mí me dicen hay una fuente de Fiscalía es institucional de la justicia, que uno la puede controvertir pero la tiene que reconocer. Pero pasar de ahí a darle credibilidad sin pruebas para abultar las cifras a ONG’s, cuando algunas me vienen acusando de una fosa común en La Macarena con falsos positivos, por favor ¿Dónde están la pruebas?”, agregó en su defensa. /Colprensa 

También podría gustarte