‘Los elegidos de la Gloria’ a propósito de la misión a Marte

57

Es una serie que relata los inicios del programa espacial en Estados Unidos. A lo largo de ocho episodios, la producción de ficción sigue a los primeros astronautas convocados por la Nasa en 1959.

La Misión a Marte ha despertado un nuevo interés por los viajes espaciales y todo lo que tiene que ver con la conquista del espacio, a pocos meses de cumplirse 60 años del primer hombre en viajar al espacio exterior.

Casi un año más tarde de que en medio de la Guerra Fría La Unión Soviética diera este golpe de autoridad, a bordo de la cápsula ‘Friendship 7’, Johh Glenn se convertiría en el primer astronauta estadounidense en dar vueltas alrededor del planeta.

Todo esto ha hecho que aumentara el interés por parte del público, por ‘Los elegidos de la Gloria’, la primera serie de National Geographic para Disney+, que en su primera temporada ya cuenta con tres capítulos y cada viernes estrena  uno nuevo.

Es una serie que relata los inicios del programa espacial en Estados Unidos. A lo largo de ocho episodios, la producción de ficción sigue a John Glenn, Alan Shepard y el resto de los famosos ‘Mercury Siete’, los primeros astronautas del país convocados por la Nasa en 1959, mientras se embarcan en una misión histórica: llegar al espacio por primera vez.

La serie está basada en el famoso libro homónimo del periodista y novelista estadounidense Tom Wolfe. Escrita en 1979, la obra es un viaje al interior de las mentes de estos astronautas para comprender qué pensaban y sentían al embarcarse en el programa científico-tecnológico más audaz de la historia de Estados Unidos.

Tiene, además, un antecedente en el cine con la película ‘Los elegidos de la gloria’, estrenada en 1983, que también está inspirada en el best seller de Wolfe.

“Elegimos el formato seriado porque advertimos que la historia era inmensa, y que este nos permitía sumergirnos en los personajes individualmente, dando tiempo para desarrollarlos y conocerlos, y brindándoles el respeto que merecen”, explicó Jennifer Davisson, productora ejecutiva de la serie.

Uno de los objetivos centrales de la serie fue explorar los personajes femeninos de la historia, más allá de su rol como esposas de los astronautas. Es el caso de Trudy Cooper, esposa del astronauta Gordon Cooper, quien fue piloto y era una apasionada de la aviación, y Annie Glenn, esposa de John Glenn, quien padecía un alto grado de tartamudez y, luego de superar su condición con un tratamiento intensivo, se convirtió en defensora pública de personas con trastornos del habla y referente académica en la materia.

Jennifer Davisson cuenta que la decisión de grabar la totalidad de la serie en el estado de Florida, donde se desarrolló el programa espacial de los ‘Mercury Siete’, aportó gran autenticidad al relato. El rodaje in situ no solo permitió aprovechar el paisaje natural de la zona y embeber el espíritu que se vivió allí en esos años, sino que dio la posibilidad de grabar en locaciones auténticas del programa espacial que aún siguen en pie.

Más allá del desarrollo científico y tecnológico para llegar al espacio, la serie se concentra más en el costado humano de cada uno de los astronautas que integraron el programa espacial de 1959. Sus defectos e inseguridades, y cómo eso impactó en sus relaciones personales y en la carrera hacia el espacio, es parte integral de la historia. /Colprensa

También podría gustarte