España aprobó el envío a la justicia colombiana del empresario Carlos Mattos

33

El Consejo de ministros del país europeo aprobó ayer su traslado a territorio colombiano. 

El gobierno español comunicó anoche a la Cancillería colombiana que aprobó la extradición del empresario Carlos Mattos. Este es requerido por la Fiscalía colombiana, quien lo requiere por dos procesos relacionados con el caso Hyundai. “El Consejo de Ministros (de España) en su reunión del 16 de febrero de 2021, ha acordado la entrega en extradición de Carlos Marros a las autoridades de Colombia, en ejecución de extradición a la que accedió la Sección 3ª de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional”, dice un documento de la Cancillería colombiana conocido por este diario.

Mattos está acusado desde abril de 2019 como el cerebro de toda una operación entre 2015 y 2016 para sobornar a un juez (Reinaldo Huertas) y varios funcionarios que trabajaban con él o con el sistema de repartos de procesos judiciales. Según la Fiscalía, con esos sobornos, Mattos logró que una demanda que él presentó contra la multinacional surcoreana Hyundai cayera específicamente en manos del juez Huertas. Este, sostiene el ente investigativo, a su vez, tras recibir más de $2.500 millones, dictó una medida cautelar para favorecer a Mattos: ordenó que Hyundai no podía hacer negocios en Colombia con nadie que no fuera él.

La Fiscalía también sostiene que, además de esos primeros sobornos vinculados a la demanda que quedó en el despacho de Huertas, también sobornó a una jueza. Se trata de Ligia del Carmen Hernández, quien ya fue condenada a dos años de prisión tras admitir que recibió dinero de Mattos (no menos de $100 millones dentro de cajas de zapatos) por favorecerlo con una decisión, también relacionada con el caso Hyundai.

Mattos está en España desde 2018, país del cual es ciudadano. Desde entonces ha recurrido a varias maniobras judiciales para frenar su extradición. La última determinación judicial que había parado su vuelta a Colombia se dio en octubre de 2020, cuando la Sala Primera del Tribunal Constitucional de España determinaron que el millonario empresario de 73 años, no podía ser enviado de regreso a Colombia.

El Tribunal advirtió en su pronunciamiento que la acusación que la Fiscalía leyó para llamar a Mattos a juicio en abril de 2019, la cual se anexó en su solicitud de extradición, es “de mero impulso del procedimiento” y se limitó “a dar traslado a las partes y dirigir un debate básico sobre el cumplimiento de sus requisitos formales, sin refrendar ni validar el fundamento de la acusación”. La Audiencia Nacional ya había dado luz verde, en dos oportunidades, para ese traslado en 2019.

Otro que está en líos judiciales es uno de sus abogados: Álex Vernot. Luis David Durán Acuña, otro antiguo abogado de Mattos y persona de su entera confianza, admitió su participación en el esquema de soborno que habría orquestado Mattos y pactó con la Fiscalía volverse testigo de cargos contra su otrora cliente. David Acuña dijo, además, que Vernot lo buscó en la cárcel para ofrecerle US$2 millones a cambio de su silencio, lo cual ha negado rotundamente Vernot.

Este diario también reveló en noviembre pasado que Mattos y su hermano son mencionados en otra investigación. Se trata de un expediente donde se indaga si este habría pagado a otro funcionario judicial de Valledupar para que absolviera a su hermano Edward Mattos, un hombre que es señalado de tener nexos con grupos paramilitares durante los años noventa. El hermano de Carlos Mattos actualmente está a la espera de que la JEP se pronuncie si lo acepta o no en esa jurisdicción especial.

El traslado a Colombia de Mattos Barrero deberá realizarse por parte de la Dijín – Interpol de la Policía Nacional.

Mattos es procesado por el llamado caso Hyundai por el que ya hay 11 personas imputadas,  ocho de estos señalados ya aceptaron ante la justicia colombiana. El abogado Iván Cancino, defensor de Mattos, señaló que no han sido notificados de la decisión.

También podría gustarte