La Paz le dio el último adiós a su Jilguero

331

Promediando las  5:00 de la tarde de ayer, el féretro fue trasladado hasta el Cementerio Municipal para darle cristiana sepultura.

POR:
NINOSKA REYES

La Paz, Cesar, la tierra que vio nacer al maestro Jorge Oñate, despidió a su Jilguero de América con honores y un gran homenaje que quedará en el recuerdo de sus familiares, amistades y seguidores.

El féretro con los restos del maestro Jorge Oñate, fue trasladado de la Biblioteca Departamental Rafael Carrillo Lúquez en Valledupar, hacia su tierra natal, La Paz. Cientos de personas se volcaron a las calles para despedir entre lágrimas, pero llenos de orgullo, a su Jilguero, quien le cantó a su pueblo con mucho amor.

A las 10:00 de la mañana la caravana fúnebre llegó a su tierra natal. Nancy Zuleta, esposa del maestro Oñate, junto a sus hijos, lideraron el cortejo fúnebre con la tristeza que hoy invade su corazón,  pero llenos de orgullo, al observar las muestras de cariño y admiración hacia este grande del vallenato como lo fue el Ruiseñor del Cesar.

El cortejo recorrió las principales calles de La Paz, hasta llegar a la Plaza Olaya Herrera, donde se le rindió un homenaje póstumo  al artista Jorge Oñate en capilla ardiente, en la tarima que lleva su nombre, la misma en la que cantó, ‘parrandeó’ y llenó de alegría a su pueblo.

Allí sus amigos y seguidores pudieron despedirse del artista, quienes bajo protocolos de bioseguridad, llegaron hasta el féretro para darle el último adiós.

EN LA TARIMA

Y un poco más de las  2:00 de la tarde se  dio paso al homenaje póstumo que la Alcaldía de La Paz organizó en su honor. Destacados artistas y compositores del género vallenato hicieron presencia e interpretaron las canciones más destacadas del maestro Jorge Oñate, entre ellos Silvestre Dangond, Peter Manjarrés, Jorge Celedón, ‘Chiche’ Maestre,  Orlando Liñán, Penchy Castro, Fabián Corrales, al igual que sus hijos Jorge Daniel y Jorge Luis, entre otros, quienes contaron con el acompañamiento del destacado acordeonero samario Javier Matta Correa, que lleno de sentimiento, tocó este instrumento acompañando a casi todos los cantantes que homenajearon al Jilguero de América.

Aproximadamente a las  4:30 de la tarde, el féretro fue trasladado hasta el Cementerio Municipal para recibir cristiana sepultura.

Con base en sus creencias religiosas, y a petición de su esposa Nancy Zuleta de Oñate, se llevó a cabo una ceremonia cristiana en el camposanto.

El alcalde del municipio de La Paz, Martín Zuleta Mieles, manifestó que la muerte del Jilguero de América  es una triste noticia no solo para su tierra natal, sino para todo el mundo que admiró su talento.

“Estamos muy tristes, hemos perdido al Jilguero de América, se ha dividido la historia del vallenato en dos, antes y después de Jorge Oñate. Hoy hemos decretado tres días de duelo para hacerle un homenaje póstumo a la vida y obra del maestro Oñate, eso es lo que ha organizado la Administración Municipal”, expresó conmovido el alcalde Martín Zuleta Mieles.

El mandatario municipal, agregó  que “al pueblo de La Paz le quedó la satisfacción de haberle hecho en el 2020 un cálido homenaje, por su trayectoria y aportes al folclor vallenato. “Hoy los despedimos en la tarima que lleva su nombre como un  justo honor a este gran folclorista que hoy lo está llorando su tierra”.

En el municipio de La Paz se respira y se siente el dolor a flor de piel. La música de Jorge Oñate se escucha en cada rincón, mientras todos acudían a la plaza principal para homenajearlo.  En este municipio se decretaron tres días de duelo por la muerte del Ruiseñor del Cesar.

También podría gustarte