Ataque sicarial a jóvenes fue una retaliación

400

La Policía Metropolitana de Santa Marta investiga los móviles del ataque sicarial ocurrido la noche del domingo en la segunda capital del Magdalena. Los funcionarios judiciales tienen claro que este asesinato sería una posible retaliación entre bandas expendedoras de drogas por el domino del territorio. Ello habría sido la causa del asesinato del que fue víctima el adolescente de 17 años de edad, Eymer Daniel Durán Meneses y dos jóvenes más resultaron heridos.

Informaciones entregadas por el coronel Óscar Solarte, comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta señalan que, la acción criminal obedecería a retaliación entre bandas dedicadas al expendio de drogas alucinógenas, según las primeras averiguaciones recopiladas por las autoridades, sin embargo continúan adelantando las averiguaciones para establecer las verdaderas causas de este hecho de sangre.

De igual modo, se logró conocer que ante las detonaciones una patrulla de la Policía Metropolitana que se hallaba en el sector permitió la ubicación de dos sujetos cuadras más adelante, al parecer con el arma utilizada en la acción criminal, por lo que fueron trasladados en medio de estrictas medidas de seguridad hasta la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía, donde permanecen a espera de ser interrogados para establecer su responsabilidad por los delitos de homicidio y porte, tráfico y fabricación de armas de fuego.

La acción criminal se produjo alrededor de las 8:25 de la noche, en la calle 29 con carrera 36 del barrio La Milagrosa II, momentos en que las víctimas se encontraban dialogando y fueron interrumpidos por dos sujetos que llegaron a bordo de una motocicleta, y arremetieron contra ellos, asesinando a Durán Meneses, quien quedó sin vida en el lugar del hecho, mientras que Primera Pinela, de 19 años, presentó cinco impactos en la pierna izquierda y uno en la derecha, y De La Cruz con tres quemones en la parte lateral del torso.

Posteriormente, los residentes de la zona auxiliaron a los afectados hasta la sala de urgencias del hospital San Cristóbal, donde fueron atendidos por los galenos en turno y permanece bajo pronóstico reservado, debido a la complejidad de las heridas.  El cadáver fue trasladado hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esa municipalidad, donde le practicaron la necropsia de rigor y fue retirado por sus familiares la tarde de ayer para brindarle el último adiós.

También podría gustarte