Avanza reforestación en la cuenca del río Piedras

92

“El proyecto tiene una meta inicial que busca la siembra de 100 mil árboles maderables que ocupan una extensión de tierra de 10 kilómetros a la redonda en distintas partes de la Sierra Nevada de Santa Marta. 

Por: 
EDGAR TATIS 
GUERRA 

En una apuesta por la preservación del medio ambiente y la conservación del macizo intertropical de la Sierra Nevada de Santa Marta, la corporación Geosierra del Magdalena desarrolla un proyecto ambiental sostenible de reforestación con árboles maderables en la vereda Trompito, en la Troncal del Caribe.

De acuerdo con el presidente y fundador de esa organización no gubernamental, Efraín Arango Ortega, se trata de especies de árboles finos como robles, cedros, guayacanes, gusaneros, caobas, entre otros nativos, los cuales constituyen en plan de contención hídrico perenne lo que augura un mejor futuro en la economía del departamento del Magdalena y la región Caribe.

 “El proyecto avanza con una meta inicial que busca la siembra de 100 mil árboles maderables que ocupan una extensión de tierra de 10 kilómetros a la redonda en distintas partes de la Sierra Nevada de Santa Marta. Nuestra proyección a 15 años es tener los resultados de frutos físicos y económicos, pero por reflejo consideramos multiplicada la cuantía en existencia de árboles asegurando un potencial hídrico, ambiental, turístico y económico para el Magdalena”, explicó don Efraín.

Comentó además la existencia de un gran compromiso por parte de los habitantes de la vereda Trompito y sectores vecinos a la cuenca del río Piedras, así como de personas voluntarias, quienes han hecho causa común en la adopción de una cultura conservacionista.

Para el éxito del plan de reforestación se cuenta con un vivero de árboles maderables, así como de varias plantas aromáticas, ornamentales y medicinales que se encuentra en la sede de Geosierra, más exactamente en el kilómetro 28 de la Troncal del Caribe, muy cerca a la entrada del Parque Natural Nacional Tayrona.

El líder del proyecto agradece por todos los conocimientos y enseñanzas de las comunidades ancestrales asentadas en la Sierra Nevada de Santa Marta con quienes ha convivido durante más de 16 años consecutivos. Destacó la sabiduría y respeto hacia la Madre Tierra de los resguardos indígenas Kogui y Tayrona, así como del pueblo de Javaleitzhi, zona vecina de su finca pasando el río Molino; del pueblo Vinduagama del asentamiento de río Molino, al igual que de los pueblos de Chivilongui y Ulueitzhi, en las cabeceras de Buritaca y Don Diego.

 “Las labores de reforestación se han constituido en una actividad comunitaria conjunta con la participación de los vecinos a la zona de influencia del río Piedras lo que ha garantizado además mantener limpio de materiales ajenos a la naturaleza este sector que fascina a los turistas que vienen a disfrutar del paisaje, de las aguas frescas del río y de toda la biodiversidad que hay acá”, recalcó Arango Ortega.

Es válido mencionar que el proyecto de reforestación en la Sierra Nevada de Santa Marta a cargo de la corporación Geosierra del Magdalena fue aceptado en el banco de proyectos de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag) y remitido al distrito Turístico, Cultural e Histórico de Santa Marta.

Don Efraín Arango indicó que la ONG viene trabajando desde el año 1998 enfocada hacia la preservación y aumento de los recursos naturales en el departamento del Magdalena. Dijo que han participado en la sensibilización aportando tres proyectos ambientales, dos de los cuales nacieron públicamente: el plan sostenible del manejo de la Sierra Nevada de Santa Marta (1998) que se llevó a cabo por la fundación Pro-Sierra Nevada de Santa Marta liderada por Juan Mayr Maldonado; y el otro fue un proyecto urbano sostenible para la construcción de una planta de tratamiento de aguas negras dotada de hidroeléctrica, planta de tratamiento de aguas residuales biológica y piscinas para criaderos de peces para el saneamiento del mar territorial.

También podría gustarte